Llanes amplía la peatonalización del centro a agosto y los fines de semana

Calle principal de Llanes la pasada tarde, antes de su peatonalización de hoy. / NEL ACEBAL
Calle principal de Llanes la pasada tarde, antes de su peatonalización de hoy. / NEL ACEBAL

La medida llega tras «los buenos resultados de la Semana Santa» y con el fin de mejorar seguridad y actividad comercial, sostiene el cuatripartito

G. POMARADALLANES.

La peatonalización de la calle principal de Llanes vuelve para quedarse. Desde hoy mismo y hasta la medianoche del lunes, el tráfico estará restringido en la arteria de la villa, una medida que se extenderá a todos los fines de semana restantes de julio, así como a «la casi totalidad de días del mes de agosto». Así lo anunciaban ayer desde el Ayuntamiento, sin precisar fechas concretas de cara al próximo mes. Los horarios en los que se aplicará el cierre, explican, irán de las 19.30 horas a la medianoche, «desde la rotonda de la estación de autobuses en el inicio de la calle Pidal hasta el parque de Posada Herrera y calles adyacentes, como por ejemplo la calle Manuel Romano». El cierre estará señalizado por dos vías. Por un lado, en la rotonda de El Rinconín quedará habilitado un panel informativo con los horarios y calles, así como con la recomendación de acceder por la zona Llanes Oeste. Además, la señal indicará los aparcamientos existentes en las zonas de La Talá, El Sablón y el IES de Llanes. Como medida complementaria, «en la rotonda de la estación habrá permanentemente, de 19.30 a 24 horas, un policía local para informar, orientar y dirigir a los automovilistas», señalan desde el cuatripartito. Al corte de la calle principal se suma el del espacio de ocio de La Calzada, donde quedará restringido el paso de vehículos desde las 19.30 hasta las 7.30 horas. «Se habilitará un desvío alternativo por El Cuetu, a través de las calles Cueto alto, Santo Domingo y La Bolera para acceder a la rotonda de la estación de autobuses», detalla el gobierno local.

El fin último de la peatonalización, abundan, es el de «propiciar que los vecinos y visitantes puedan disfrutar» del centro a la par que se «aumenta la seguridad» y se «incrementa la actividad comercial de los negocios situados en todas estas zonas». La decisión ahora adoptada por el cuatripartito cuenta con precedentes, el más cercano esta misma Semana Santa, cuando permaneció cerrada la calle principal. También el pasado verano se aplicaron medidas similares en momentos puntuales del mes de agosto, si bien el Ayuntamiento ha optado finalmente por ampliarlas a más jornadas.

La decisión, dicen, llega tras «los buenos resultados obtenidos en la primera experiencia realizada la pasada Semana Santa». Entonces, la limitación a los vehículos suscitó tanto críticas como halagos entre vecinos y comerciantes, que en todo caso apostaron por no extenderla más allá de los periodos de máxima afluencia turística.