Llanes recuerda al fotógrafo de los desarrapados

De izquierda a derecha, Higinio del Río, Ana Teresa Cue Suárez, Marisa Elviro, Fernando Suárez Cue y Javier Cue Gutiérrez, junto a la estatua a tamaño real de Baltasar Cue Fernández./L. R.
De izquierda a derecha, Higinio del Río, Ana Teresa Cue Suárez, Marisa Elviro, Fernando Suárez Cue y Javier Cue Gutiérrez, junto a la estatua a tamaño real de Baltasar Cue Fernández. / L. R.

La Casa de Cultura acoge una exposición con imágenes inéditas y objetos originales de Baltasar Cue FernándezEl concejo homenajea al «bohemio que quiso mostrar la cara menos guapa del mundo» cuando se cumple un siglo de su muerte

LUCÍA RAMOS LLANES.

Baltasar Cue Fernández (1856-1918) no fue un indiano al uso. Emigró desde su Llanes natal hacia América, y durante años trabajó como contable en las empresas de sus hermanos, pudiendo haber amasado una gran fortuna. Sin embargo, «era un alma inquieta» y prefirió llenar su vida de nuevos lugares y experiencias, en vez de dinero, y abrazar el arte en sus más variadas expresiones. Fue, en palabras de su nieta, la escritora Ana Teresa Cue Suárez, «un hombre del Renacimiento». Durante una estancia en Londres en la que no pasó desapercibido -se cuenta que era frecuente verle caminar por las calles de la ciudad en madreñas- entró en contacto con la que sería una de sus grandes pasiones y la que le llevaría a contar y formar parte de la historia de Llanes: la fotografía. «Llamaba la atención y un fotógrafo le hizo un retrato que luego expuso en su estudio», relataba ayer el director de la Casa de Cultura de Llanes, Higinio del Río. Él es el comisario de la exposición que desde ahora y hasta mayo de 2019 acoge el equipamiento cultural y con la que se pretende homenajear a ese «bohemio que quiso mostrar como artista la cara menos guapa del mundo».

«Lo habitual en aquella época era que en las fotos solo saliesen las personas más pudientes, pues las máquinas costaban un dineral. Sin embargo, Baltasar metió en su estudio a indigentes, borrachos, personas con problemas... Se acercó a la gente de la calle como no lo había hecho antes ningún otro fotógrafo en España», indicó en la inauguración de la muestra otro de los nietos del artista, Fernando Suárez Cue. También estuvo presente en el acto la concejala de Cultura, Marisa Elviro (Vecinos por Llanes), quien destacó cómo el protagonista de la exposición «nos enseñó no solo el Llanes ortodoxo, sino el de la calle, el de los marginados. Baltasar Cue nos devuelve imágenes ya perdidas», agregó.

Regreso a España

Del Río explicó cómo tras formarse en Inglaterra, el llanisco emigró junto a varios hermanos a Cuba y desde allí volvió a viajar por Europa, estableciéndose una temporada en Londres y más tarde en París, «donde terminó de explotar su vocación como artista». Más tarde regresaría a España, estableciéndose primero en Santander para volver a su Llanes natal, donde contrajo matrimonio con Aurora, a quien le sacaba 28 años y con quien tuvo ocho hijos. «Dejó sus sueños de seguir viajando y su vida bohemia por ella», apuntó su nieta. Fue en la villa llanisca donde desarrolló la faceta de fotógrafo de la gente de la calle por la que más tarde sería recordado.

La muestra la conforman una docena de paneles en los que se repasa no solo la vida y la obra de Baltasar Cue, también los antecedentes de la fotografía llanisca. Se pueden contemplar, además, 65 fotografías tomadas por él y cedidas por el Museo del Pueblo de Asturias, así como diverso material facilitado por sus descendientes -álbumes familiares y todo tipo de objetos- y perteneciente a los fondos del Ayuntamiento, como el ejemplar original del libro 'Tipos, fiestas y paisajes de Llanes', seis dibujos y un óleo.

La exposición la completan seis esculturas en madera creadas por José Antonio García Prieto 'Llonguera', dos de las cuales muestran, a tamaño real, a Baltasar Cue y una de sus cámaras; así como la recreación de dos de los telones de fondo que más se repiten en las fotografías de estudio del llanisco, elaborados por Margarita Alonso Saiz. La muestra se puede visitar en la primera planta de la Casa de Cultura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos