Llanes retira las piedras de la playa de El Sablón para facilitar el acceso al agua

Los operarios municipales retiran rocas de la playa de El Sablón con la ayuda de maquinaria. / NEL ACEBAL
Los operarios municipales retiran rocas de la playa de El Sablón con la ayuda de maquinaria. / NEL ACEBAL

Los bañistas agradecen la medida y desde el gobierno trabajan para poder depositar la arena extraída de la boca del puerto en las estribaciones de la playa

L. RAMOS LLANES.

«Hoy por lo menos se puede caminar, aunque aún queden piedras, se nota mucho el cambio». Quienes ayer acudieron a la llanisca playa de El Sablón se encontraron con una grata sorpresa: desde primera hora de la mañana varios operarios municipales se habían afanado en retirar hacia los lados las rocas de mayor tamaño que tras los temporales de invierno poblaban el arenal. Además, se extendió una capa de arena de la propia playa para facilitar aún más el acceso hacia la mar de los usuarios, quienes en los últimos días ya habían manifestado sus quejas a través de este diario.

«Cuando éramos niñas veníamos siempre a El Sablón con nuestra abuela, es donde aprendimos a nadar y nos trae muy buenos recuerdos, así que desde hace unos años decidimos venir todos los veranos a pasar unos días. Cuando llegamos el miércoles y vimos la playa nos llevamos un susto horrible, jamás la habíamos visto tan mal», relataban ayer las hermanas Amalia y Elisa Maureta, de Madrid. Por este motivo, cuando ayer comprobaron que desde el Ayuntamiento ya se estaban tomando cartas en el asunto lo celebraron. «Era preciso que hicieran algo, pues era no solo molesto, sino incluso peligroso, ya que cualquiera podía resbalar al entrar al agua o cortarse con una de las piedras», apuntó Amalia, y Elisa agregó que «es una pena ver así una playa tan bonita y tradicionalmente familiar como El Sablón».

También contenta se mostraba la ovetense con segunda residencia en Llanes Azucena Hidalgo quien reconocía que se notaba la diferencia de antes y después de los trabajos, si bien señalaba que «todavía deberían seguir quitando más piedras». Su marido, José María Llaneza, se mostraba menos convencido con las soluciones pensadas por el gobierno, que pretende obtener el visto bueno de Puertos para utilizar la arena que se extraiga de la boca del puerto para rellenar la playa. «Contra la mar no se puede luchar y se lo acabará llevando también», manifestó.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos