El María Luisa cumple 30 años estrenando categoría de imágenes aéreas

Tras incorporar en los últimos años el apartado de documentales, la organización quiere dar cabida ahora a las fotos con perspectiva cenital

ENRIQUE CARBALLEIRAINFIESTO.

El veterano concurso Memorial María Luisa, uno de los más importantes del mundo en el ámbito de la fotografía y vídeo de montaña y naturaleza, ha abierto una de sus convocatorias más importantes. Este año, el certamen cumple tres décadas de vida y lo hace con novedades. Treinta años de esfuerzo y triunfo para colocarse como una auténtica referencia a nivel mundial en la que amantes de la fotografía de todos los rincones del planeta y de todas las edades quieren participar.

De esta forma, desde la organización han hecho un llamamiento a la participación de fotógrafos y cineastas, tanto aficionados como profesionales, «para poder encontrarnos con nuevas e innovadoras imágenes que permitan continuar con la promoción de su labor artística, al mismo tiempo que con la difusión del medio natural y su necesaria protección».

La temática incluida en las diferentes convocatorias se ha ido ampliando a medida que avanzaban las ediciones. De esta forma, en la de este año tan especial aspectos como la montaña, la naturaleza, la vida salvaje, el alpinismo, la escalada, el paisaje, el mundo sumergido, la biodiversidad, la flora, los deportes extremos y de aventura, entre otros, volverán a verse reflejados en los objetivos de las cámaras de medio mundo. Y todos estos aspectos se podrán disfrutar tanto en las imágenes como en los vídeos, películas y documentales, precisamente uno de los apartados del certamen más recientemente añadido.

Sin embargo, una de las novedades que se añadirán a esta señalada edición será una categoría temática que se dedicará en exclusiva a la fotografía con drones. Es decir, habrá una categoría centrada en las imágenes con una perspectiva cenital.

Al certamen concurren cada año fotógrafos de diversa procedencia. De hecho, las diferentes ediciones suman ya participantes desde más de un centenar de países. En estas tres décadas el concurso se ha convertido en un lugar de encuentro, no solo para fotógrafos profesionales, altamente reconocidos, sino también para talentos desconocidos y noveles.

Hasta el 1 de diciembre

Para tomar parte en el certamen es necesario abonar unos derechos de participación, de 22 euros para los fotógrafos adultos, pudiendo concursar en todas las categorías. Los menores de veinte años pueden participar de forma gratuita. El envío de los trabajos se puede realizar de forma digital, online, o bien remitiéndolos por correo postal. El plazo de recepción de las imágenes y vídeos está abierto hasta el 1 de diciembre.

Todas las bases al completo se pueden consultar en la página web del memorial. El concurso nació como una forma de recordar a la montañera piloñesa María Luisa Álvarez, fallecida en accidente de montaña el 18 de noviembre de 1990.