Medalla de oro para la cría en libertad de los asturcones del Sueve

Entrega de premios, ayer en Oviedo. /  PABLO LORENZANA
Entrega de premios, ayer en Oviedo. / PABLO LORENZANA

El Colegio de Veterinarios otorga su galardón a la Asociación de Criadores por sus «valores medioambientales y de sostenibilidad»

E. CARBALLEIRAINFIESTO.

El Colegio Oficial de Veterinarios de Asturias hizo entrega ayer de su medalla de oro a la Fiesta del Asturcón y su organización, la Asociación de Criadores de Asturcones del Sueve (Acas). El colectivo continúa viviendo uno de sus mejores momentos en este 2019, especialmente por la reciente concesión del título de Fiesta de Interés Turístico Nacional al evento que cada agosto se celebra en la majada de Espineres.

La entrega del galardón coincidió con la celebración de San Francisco de Asís en la sede del colectivo veterinario, en Oviedo. Por parte de Acas asistieron Javier Escobio, Víctor Villar, Nacho García y Consuelo Díez. Escobio, secretario de los conservadores del asturcón, mostró su satisfacción por este premio, «que nos hace sentir realmente orgullosos». El galardón se sustenta «en la labor realizada por nuestro colectivo durante tantos años, tanto en la organización de la fiesta como, por supuesto, en el mantenimiento de esta raza de caballos autóctonos», explicó.

Desde Acas siempre se ha resaltado la importancia de estos galardones, no solo por la repercusión directa en el colectivo, sino también por la buena imagen que suponen para Piloña y el resto de la comarca. Precisamente, el colegio veterinario ha incidido en la labor de Acas a la hora de hacerse merecedor de este galardón «por su papel fundamental en la recuperación y conservación de esta raza equina autóctona de Asturias y por la defensa de los valores medioambientales y de los criterios de sostenibilidad que supone la cría de esta raza en libertad». De igual forma se destaca el trabajo del colectivo «en el mantenimiento de sus entornos y de la imagen ambiental de Asturias».

Acas ha sabido dar un fuerte impulso en la última década a la labor de recuperación, potenciando la imagen de la fiesta. Un trabajo que, en los últimos seis años, se ha enfocado a lograr la declaración de interés turístico nacional, «que permitirá asegurar el futuro del evento, haciéndolo mucho más visible a nivel nacional e incluso internacional», dijeron.