El mejor amigo del hombre se sube a la pasarela en Parres

Varios mastines esperando a ser juzgados durante el Concurso Nacional Canino de ayer. / FOTOS: N. ACEBAL
Varios mastines esperando a ser juzgados durante el Concurso Nacional Canino de ayer. / FOTOS: N. ACEBAL

El galgo afgano 'Calamus Celebrity' quedó en primer lugar, seguido del bóxer 'Xovenkan Zohan' y el pomerania 'Dazzling Noah' | Arriondas acoge su primer Concurso Nacional Canino con la participación de 115 ejemplares de gran variedad de razas

L. RAMOSARRIONDAS.

Hace más de 4.000 años, los monjes budistas hicieron un especial regalo a la familia imperial China. Un pequeño perro de larga melena, cariñoso y orgulloso a la vez, extremadamente leal. Era el origen de la raza pekinesa, protegida durante siglos en el interior de la Ciudad Prohibida. Ayer, una imponente hembra que a sus dos años es ya Campeona de España joven y adulta, viajó hasta Arriondas para participar en el primer Concurso Nacional Canino organizado por la Sociedad Canina del Principado en la capital parraguesa. 'Rita' acudió junto a su dueña, Purificación Benéitez, desde Piedras Blancas. Junto a ella, otros 114 ejemplares participaron en un certamen que nace con vocación de continuidad.

«Hace unos quince años se llegaron a celebrar eventos similares, pero se perdió la costumbre y últimamente Arriondas acogía sobre todo monográficos de mastín», explicó el presidente de la sociedad, Ángel Lamar. Este perro guardián del ganado tuvo una gran presencia en la jornada de ayer, con más de una veintena de ejemplares, pero en el parque de la Llera también se pudieron ver otras razas mucho más minoritarias y, por tanto, llamativas. Era el caso de los crestados chinos de María Leonor Núñez, llegada desde Villaviciosa. «Hace catorce años, en una exposición en León, descubrí la raza y me enamoré, así que no paré hasta dar con un criador de Francia que tenía una buena línea», relató. Desde entonces fue trayendo a Asturias ejemplares de otros países, como Rusia, Estados Unidos y Alemania, hasta lograr crear su propio linaje. Ayer se llevó consigo a 'Bart', Campeón Nacional Joven de Portugal.

También muy llamativos por su gran tamaño y porte eran los terranovas de la cántabra Marisol Gerpe y los bullmastiff del corverano Alberto Lucas Cuadrado. Estos últimos, utilizados para guardar fincas y chalés, pueden llegar a superar los sesenta kilos y, pese a su imponente aspecto, «son muy buenos con niños y con otros perros, aunque defienden su territorio», según explicó su criador.

De menor tamaño pero igualmente llamativos por su cierto parecido con el zorro, los shiba inu del caraviense Guillermo Aller congregaron en torno a su estand a numerosas personas de todas las edades. «Son perros complicados de criar, pues tienen un carácter fuerte y hay que saber educarlos bien, pero merece la pena», explicó.

El vencedor de la jornada fue el galgo afgano 'Calamus Celebrity', seguido del bóxer 'Xovenkan Zohan' y el pomerania 'Dazzling Noah'.