Dos menores vendieron al 'Niño de Oro' el arma con la que realizó los disparos

El turismo recibió dos impactos de bala, uno en el techo y otro en la luna delantera. /  GUARDIA CIVIL
El turismo recibió dos impactos de bala, uno en el techo y otro en la luna delantera. / GUARDIA CIVIL

El detenido, Luis Fernando E. N., compró a principios de mes una carabina modificada y con mira telescópica a dos jóvenes también arrestados

L. RAMOS INFIESTO.

Ya son tres los arrestos llevados a cabo por agentes de la Comandancia de Gijón de la Guardia Civil en relación a los dos disparos efectuados en la noche del pasado lunes contra un vehículo estacionado ante el centro de salud de Infiesto. Si en la mañana del miércoles era detenido el supuesto autor de los hechos, Luis Fernando E. N., el 'Niño de Oro', de 50 años y vecino de la capital piloñesa, ayer se le sumaban los dos menores que, presuntamente, le vendieron el arma con la que realizó los disparos desde una ventana de su domicilio, emplazado en la calle Covadonga, frente al lugar donde se encontraba aparcado el coche. Según fuentes de la Benemérita, se trata de «un arma larga tipo carabina, modificada para usar munición del 22, con mira telescópica, la cual había sido comprada en el mercado negro a principios del mes en curso» en Infiesto.

En el registro que los agentes efectuaron en la vivienda del detenido también fueron intervenidos «un machete de unos 20 centímetros de hoja y un arma tipo catana de 44 centímetros, así como dos vainas del mismo calibre que la munición empleada en los disparos». Todas las armas quedaron depositadas en la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Langreo. El adulto, a quien se le imputan sendos delitos de daños y tenencia ilícita de armas, fue puesto ayer a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Infiesto, mientras que los dos jóvenes que le vendieron la carabina, a quienes se les imputan los delitos de tenencia y tráfico ilícito de armas de fuego y municiones, fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores.

Investigación

Fue el martes cuando el propietario del vehículo afectado puso en conocimiento de la Guardia Civil los hechos y, tras un examen ocular, los agentes determinaron que, efectivamente, el coche presentaba dos impactos de arma de fuego, uno en el techo, donde la bala no llegó a perforar la superficie, y otro en la luna delantera del mismo. Los investigadores recuperaron una bala de plomo y determinaron la posible trayectoria de los proyectiles, que les llevó inmediatamente a sospechar que habían sido disparados desde unos edificios cercanos al lugar donde se hallaba estacionado el turismo. Tras llevar a cabo el arresto del autor de los disparos, los agentes completaban sus pesquisas deteniendo ayer mismo a los dos menores que, supuestamente, le vendieron el arma de fuego.

Según indicaban algunos vecinos de la zona, no se trata del primer altercado que protagoniza el arrestado, a quien ya en 2017 le fueron intervenidas dos armas de fogueo y una carabina de aire comprimido que, al parecer llegó a exhibir en plena calle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos