Los miembros del comité del Consistorio llanisco, suspendidos de empleo y sueldo

Nacho Vázquez y Juan José Blanco, ayer, durante su comparecencia en Llanes. /  NEL ACEBAL
Nacho Vázquez y Juan José Blanco, ayer, durante su comparecencia en Llanes. / NEL ACEBAL

La sección de la UGT en el Ayuntamiento critica la sanción de cinco días a los trabajadores, a quienes se acusa de «faltar al respeto a un compañero»

L. RAMOS LLANES.

La sección sindical de la Unión General de Trabajadores (UGT) en el Ayuntamiento de Llanes criticaba ayer la sanción impuesta a los cinco miembros del comité de empresa por «faltar al respeto a un compañero». La resolución de la Concejalía de Personal llega una vez cerrado el expediente disciplinario que se incoó hace aproximadamente un año contra estos cinco trabajadores municipales, después de que presentasen por escrito una queja contra el abogado consistorial. Finalmente, los miembros del comité de empresa fueron sancionados con cinco días de suspensión de empleo y sueldo, desde el 10 al 15 de junio.

Según relató ayer uno de los afectados, el vocal del comité y secretario de la Federación de Servicios Públicos de la UGT en el Oriente, Juan José Blanco, todo comenzó hace algo más de un año con la desaparición del marido de una de las trabajadoras de la escuela de 0 a 3 de Llanes, cuyo cadáver sería hallado días después en una playa del concejo. La directora del centro, relató el sindicalista, acudió al Ayuntamiento con la intención de solicitar unos días de permiso para la trabajadora, ante lo cual desde el equipo de gobierno «se mostraron dispuestos a buscar una solución, pero les pidieron que para tener una mayor seguridad fueran a hablar con el abogado consistorial».

Una vez en el despacho del funcionario, y siempre según la queja presentada posteriormente por el comité de empresa, éste «dijo que la trabajadora debía coger la baja y cuando la directora le indicó que el alcalde estaba dispuesto a darle unos días de permiso, el abogado consistorial contestó que eso podría ser usado a través de la picaresca por otros empleados». «Refiriéndose a la directora del centro», continúa el escrito, «empleó el siguiente ejemplo: 'tú puedes solicitar días por desaparición y estar el marido en Benidorm'».

Así las cosas, desde el comité de empresa decidieron presentar una queja por escrito contra la actitud del abogado consistorial, solicitando que se adoptasen «medidas disciplinares pertinentes al considerar la actuación una falta muy grave». «A la semana siguiente, en vez de abrir un expediente informativo a este funcionario, decidieron incoar un expediente disciplinario contra los cinco componentes del comité que finalizó hace tres días con la sanción», relató Blanco.

El motivo de la apertura del citado expediente, así como de la sanción, agregó, son «las expresiones vertidas contra el abogado consistorial» en el escrito de protesta. Concretamente, frases como «se desprende una total y absoluta falta de humanidad por parte del funcionario»; y acusaciones como que este, con su actuación, hubiese «obviado el derecho de todo trabajador al respeto a su intimidad y a la consideración debida a su dignidad». También se consideraron faltas de respeto otras expresiones como «la prepotencia y la soberbia con la usted -en referencia al alcalde- y el resto del equipo de gobierno y los asesores internos y externos tratan a los trabajadores municipales que no les bailan el agua».

Los representantes de la UGT, quienes se mostraron muy críticos con el cuatripartito, aseveraron que la sanción a los miembros del comité de empresa ya fue puesta en conocimiento de los servicios jurídicos del sindicato con la intención de recurrir la resolución de la Concejalía de Personal ante el Juzgado de lo Social. Esta suspensión, que no consideran justa, «supone una tacha en el expediente de los afectados».