«Es el momento de profesionalizar el sector»

El sector del arándano ha pasado por distintas etapas en los últimos años. Tras un 'boom' inicial por los «buenos precios», las dos últimas campañas han resultado «malas», en el caso de 2017 por «una plaga de mosca alóctona» que llegó a suponer la pérdida «del 50%» de las bayas, explica Rodrigo Llera. «Se han parado las plantaciones nuevas y hay gente que está abandonando las fincas tras dos años de malos resultados», abunda. Por ello, el joven cosechero formado en el IES de Luces considera que este momento de «cambio» debe servir para «profesionalizar» el sector.