Mueren los dos cachorros hallados entre perros y conejos muertos en Toró

Uno de los dos perrinos muertos./E. C.
Uno de los dos perrinos muertos. / E. C.

Los animales no pudieron superar las heridas y la Guardia Civil y la Policía Local tratan de dar con el autor o autores

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

No pudieron superar los fuertes golpes que habían recibido en la cabeza y, entre convulsiones, tuvieron que ser sacrificados. Pese a que hicieron todo lo posible, los profesionales de la ONG Mundo Vivo no pudieron sacar adelante a los dos cachorros encontrados este jueves en un contenedor en la playa llanisca de Toró junto a los cadáveres de otros dos perros de unas tres semanas y cuatro conejos. «Nos consta que tanto el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil como la Policía Local de Llanes, ante quienes presentamos la correspondiente denuncia, están trabajando para tratar de dar con el autor o autores de esta salvajada, pero reiteramos una vez más la importancia que tiene en estos casos la colaboración ciudadana», apuntó el presidente de la ONG, Luis Bernardo. «Pedimos por favor que cualquier persona que viese algo o sepa de una perra de tipo caza parida hace aproximadamente un mes por la zona se ponga en contacto con nosotros, toda información será tratada de forma confidencial», insistió el veterinario.

El macabro hallazgo se produjo ayer por la tarde, en un contenedor ubicado en el estacionamiento del arenal llanisco. El aviso llegó a la protectora Mundo Vivo a través de otro veterinario local, que recibió la alerta después de que «alguien los oyera», explicó el presidente de la entidad, Luis Bernardo. Junto a los animales aparecieron también restos de pienso y mantas.