Muros y paseos para blindar Arriondas de las riadas los próximos 140 años

Muros y paseos para blindar Arriondas de las riadas los próximos 140 años

El Gobierno central aportará doce millones de euros para la obra, el Principado otros cuatro y el Ayuntamiento cederá los terrenos necesarios

GLORIA POMARADA

Las tres administraciones implicadas en la obra de protección de Arriondas frente a las riadas dieron ayer el primer paso en firme hacia la materialización del proyecto. Gobierno central, Principado y Ayuntamiento de Parres firmaron el convenio que fija la aportación económica de cada uno de ellos a una intervención que supera los 16 millones de euros, de los cuales 14,9 estarán destinados a la ejecución de las obras. El grueso de la inversión recaerá en el Ministerio, con un 75% de los fondos -más de doce millones de euros-, mientras que el Principado financiará el 25% restante -en torno a cuatro millones-. Por su parte, el Ayuntamiento entregará los terrenos necesarios para acometer los trabajos. El acuerdo modifica así las previsiones iniciales, que situaban en un 10% del total la inversión del Consistorio, frente a un 30% del Principado y un 60% del Estado. «Supone un alivio para los asturianos, es algo asumible por el Gobierno», destacó tras la firma el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra.

La de la inversión fue la incógnita desvelada ayer de un proyecto redactado ya en 2015 por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) y cuya parte técnica sigue contemplando actuaciones en cada uno de los tres ríos que atraviesan la capital parraguesa. En el Piloña está previsto ampliar la sección del cauce en un tramo de 300 metros, hasta alcanzar un ancho de 60 metros, así como sustituir los puentes de la zona deportiva y del parque de La Concordia. También se construirá un muro de 1,2 metros en la orilla izquierda, se elevarán tramos del paseo y se recrecerán márgenes del Piloña y del Sella en el área del polideportivo. Por su parte, en la parte afectada por este último río se levantarán los cajeros hasta una altura de 1,2 metros y el paseo fluvial quedará escalonado a doble altura. Frente a la zona de salida del Descenso se incluye un espacio de descanso, que hará las veces de «mirador y zona de autoridades». En el Chico, la obra pasará por elevar 0,7 metros la rasante del paseo que discurre por la margen derecha, reponer el puente y encauzar las aguas. A esos mecanismo de defensa se sumará una mejora en la red de drenaje, con sistemas para recoger el agua pluvial y tanques de retención que se activarán cuando no sea posible la evacuación directa a los ríos.

Fin en 2022

«Se da una solución con expectativas de seguridad», destacó el asturiano Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente. Según los cálculos de los técnicos, los sistemas de defensa protegerán la villa durante «un periodo de 140 años». En cuanto a plazos para arrancar los trabajos, siguen vigentes los ya señalados hace dos semanas desde CHC. A la espera de dos informes sectoriales que «estarán en días», explicó Morán, seguiría el inicio de la tramitación ambiental, prevista para este mes y que debe concluir a lo largo del año. Ya a finales de 2019 situó la licitación de la obra, con el fin de comenzar los trabajos en 2020 y finalizarlos en 2022.

Tras cuatro años de espera, el alcalde Emilio García Longo (PSOE) señaló que el concejo vivió ayer «un día trascendental». Tanto el primer edil como Lastra y Morán insistieron en el empuje dado al proyecto desde el Gobierno central en los últimos meses, coincidiendo con la llegada a la Moncloa de Pedro Sánchez. «El proyecto lo redactó el Gobierno anterior y nosotros lo impulsamos», afirmó el secretario de Estado, que descartó que de producirse cambios de signo político puedan a afectar a la obra de Arriondas. «Es la más urgente de esta región», aseveró.

En la rúbrica del convenio estuvieron también presentes la delegada del Gobierno, Delia Losa, el presidente de CHC, Manuel Gutiérrez, y la secretaria de organización de la FSA, Gimena Llamedo, que destacó que «tuvo que llegar un gobierno socialista para impulsar un proyecto que ya no tiene marcha atrás».