Naranjos para rejuvenecer la calle Comercio de Ribadesella

Naranjos plantados en la calle Comercio de Ribadesella. / NEL ACEBAL
Naranjos plantados en la calle Comercio de Ribadesella. / NEL ACEBAL

J. GARCÍA RIBADESELLA.

La calle Comercio de Ribadesella está de estreno. El Ayuntamiento ha decidido rejuvenecer y clarear su imagen con la incorporación de vegetación urbana. Esta semana se ha iniciado la plantación de diez naranjos como elementos decorativos, «para dar un poco de vida a esa calle», pero también como barrera natural entre vehículos y peatones. Esta reforestación urbana solo afectada al primer tramo del vial, el comprendido entre sus intersecciones con las calles Ramón Soto 'Ramonín' y La Magdalena.

Esta actuación tiene que ver con el cambio del modelo de aparcamiento introducido en ese tramo de calle, sustituyendo el estacionamiento en batería por un aparcamiento en cordón para ganar espacio para los peatones. «La idea inicial era colocar jardineras, pero al final nos hemos decidido por los naranjos, que son muy llamativos, así que solo queda esperar el respeto de la gente para que vayan creciendo poco a poco», afirmó el teniente alcalde, Pablo García. La reconversión del segundo tramo de calle hasta su desembocadura en Manuel Caso de la Villa quedará en manos de la futura corporación municipal.

Pablo García anunció que el martes de la semana que viene se firmará el contrato con la empresa que ha resultado adjudicataria, Pavitec, para pavimentar la avenida de los Marqueses de Argüelles, la calle principal del puerto. El concejal cree que quedará lista antes del 25 de mayo, junto a una serie de caminos incluidos en el mismo paquete de actuaciones. Lo que ya se ha puesto en marcha es el nuevo taller de empleo, cuya primera actuación pasará por concluir la instalación del parque infantil de Toriellu. Los diez alumnos-trabajadores contratados también intervendrán en el parque infantil de Cuerres y en las antiguas escuelas de Collera.