El nuevo PGO de Llanes reduce «a la mitad» la superficie de los núcleos rurales, dice el PSOE

Vista de la villa de Llanes, rodeada de zonas verdes y con el Cantábrico al fondo. /NEL ACEBAL
Vista de la villa de Llanes, rodeada de zonas verdes y con el Cantábrico al fondo. / NEL ACEBAL

Los ediles de la oposición indican que «se pierden siete millones de metros cuadrados» respecto al plan de 2003, el último que estuvo vigente

L. RAMOS LLANES.

«Un recorte sin precedentes». Así se refirieron ayer los socialistas llaniscos a las modificaciones en la superficie de los núcleos rurales que introduce el nuevo Plan General de Ordenación, aprobado de forma inicial la pasada semana, en relación a lo que contemplaba el planeamiento de 2003, el último vigente en el concejo hasta su anulación por la justicia años después. Concretamente, recalcaron a través de un comunicado, «se ha producido una reducción de los mismos de aproximadamente un 50%, creando dentro de un propio núcleo una dispersión difícilmente comprensible».

Desde el grupo municipal socialista explicaron que «se ha reducido la superficie de los pueblos del concejo de Llanes en siete millones de metros cuadrados, una auténtica barbaridad», y advirtieron de que «esto conlleva graves consecuencias, ya que cientos de fincas de los vecinos y no vecinos se van a ver afectadas, quedando excluidas de forma expresa de los núcleos rurales, pasando estas fincas a perder todas las expectativas de derecho que habían tenido durante estos últimos años».

Es más, los concejales de la oposición aseveraron que se ponen en riesgo «incluso derechos», como por ejemplo, «fincas ya parceladas, fincas con proyectos constructivos y fincas con proyectos en tramitación», que, apuntaron «se van a ver con el nuevo planeamiento sin posibilidad de ejecutarse». Esto afecta, recalcaron, «incluso a derechos adquiridos firmes que no pueden ser olvidados, generando posibles responsabilidades con trasfondo económico, obviamente».

Otro de los problemas que este aspecto del nuevo plan plantea, continuaron, «es que al reducir de manera tan drástica los núcleos, estos han perdido su identidad, al dispersarse algunos de ellos hasta en tres conjuntos distintos dentro del mismo pueblo». Con el anterior planeamiento, insistieron, «cada pueblo era un todo, mientras que ahora nos encontramos con núcleos disgregados». Y pusieron como ejemplo los núcleos de Belmonte de Pría y Turanzas, con «una pérdida del 75% de su superficie cada uno», y el de Cue, con «una reducción del 50%».

Desde el PSOE llanisco también insistieron en algunos aspectos del PGO que ya abordaron en el Pleno de la pasada semana. Así, aseveraron que el documento «presenta un importante número de irregularidades, fundamentalmente vicios de orden formal que pueden determinar su anulación y es necesario corregir». El informe de Carreteras, por ejemplo, «fue solicitado con unos planos sobre los que la Dirección General de Carreteras del Estado ya se había pronunciado y será necesario rehacer».

«Soluciones a la carta»

En el grupo municipal socialista también señalaron cómo «muchas edificaciones no figuran en los planos», «se dan tratamientos desiguales a fincas que tienen las mismas características dentro del mismo o distinto núcleo rural» y «no se recogen derechos consolidadas firmes, como fincas que tienen licencias, fincas perfectamente segregadas o fincas en fase de construcción». Asimismo, criticaron «la cantidad de soluciones a la carta para personas y familias en localidades como Lledías, Celorio, La Llende, Belmonte de Pría y Niembro, entre otros».

Así las cosas, los socialistas calificaron de «precipitado, desordenado, embarullado y extemporáneo» el nuevo planeamiento.