El nuevo Plan General de Llanes no exigirá parcelas mínimas para edificar

Los propietarios de fincas pequeñas emplazadas en el interior de núcleos urbanos y rurales se beneficiarán de la medida. /  NEL ACEBAL
Los propietarios de fincas pequeñas emplazadas en el interior de núcleos urbanos y rurales se beneficiarán de la medida. / NEL ACEBAL

Esta condición, que se aplicará tanto en núcleos rurales como urbanos, no servirá si lo que se quiere es segregar una finca

L. RAMOSLLANES.

Un plan que garantice el mantenimiento de la esencia rural del concejo sin limitar de forma excesiva la posibilidad de levantar nuevas viviendas. Es el objetivo que, según recalcaron desde el primer momento, persiguen tanto el equipo de gobierno llanisco como el equipo redactor del futuro planeamiento urbanístico del municipio. Una de las principales medidas para conseguirlo será, según indicó ayer la concejala de Urbanismo, la forista Marián García de la Llana, eliminar la exigencia de una superficie mínima de parcela para edificar.

«Esto se aplica, evidentemente, a aquellos terrenos en los que se puede construir», puntualizó la edil. Es decir, no se exigirá una parcela mínima para edificar tanto en suelo urbano como en no urbanizable de núcleos rurales. O lo que es lo mismo, cualquier parcela edificable existente en dentro de los núcleos urbanos y rurales se podrá construir, sin necesidad de combinar varias porque sean demasiado pequeñas, como sucede en algunos lugares.

Esta decisión fue tomada por parte del equipo redactor, integrado por la UTE Andrés + LL. Masiá y Planz Planeamiento Urbanístico, tras constatar que «en algunos núcleos existen parcelas que son muy pequeñas y no cumplen con los metros cuadrados mínimos que exige el Reglamento de Ordenación del Territorio y Urbanismo (ROTU) del Principado, pero que tienen que ser edificables independientemente de si pueden o no ser segregables».

No será necesario agregar varias fincas para poder construir cuando sean pequeñas

«Esto es importante porque a veces, cuando las parcelas son muy pequeñas, algunos planes exigen que se agreguen unas a otras», indicó una de las redactoras del documento que actualmente se encuentra en fase de exposición pública. «Eso ahora no tiene sentido, pues si tienes una parcela muy pequeña y las condiciones de edificación te permiten hacer algo, lo haces. Y si no puedes hacer nada, tienes el terreno para hacer un patio o lo que sea, no hace falta llenar todo de ladrillos», apostilló.

La idea, por tanto, es fomentar el levantamiento de nuevas construcciones, siempre de uso residencial, dentro de los propios núcleos, enlazando con otra de las líneas principales del futuro Plan General de Ordenación (PGO) de Llanes, que es la «colmatación» de los pueblos en vez de la expansión más allá de sus límites.

Esta eliminación de una restricción muy criticada por el sector de la construcción no se podrá aplicar, recalcaron tanto la concejala de Urbanismo como el equipo redactor, a aquellos casos en los que se pretenda segregar una finca. En este supuesto sí que se mantendrá una exigencia de superficie mínima.

La decisión de los responsables del plan es una buena noticia para los constructores. De hecho, hace apenas una semana el nuevo presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción del Oriente de Asturias (Asecoa), Carlos Pedrayes, manifestaba en una entrevista concedida a EL COMERCIO su intención de presentar una alegación para reclamar que la parcela mínima fuese de 1.000 metros cuadrados, ya que «en el concejo es imposible irnos a 1.500 ó 2.000».

Precisamente con varios pequeños constructores del concejo se reunían ayer García de la Llana y parte de los redactores, con la intención de repasar las principales líneas del futuro PGO llanisco, resolver las dudas que los profesionales pudiesen tener al respecto y recoger sus propuestas.