Las obras en el puente de Arriondas comenzarán «a principios de 2019»

Puente Emilio Llamedo de Arriondas, que pasará a manos de Principado para su reforma. /  JUAN LLACA
Puente Emilio Llamedo de Arriondas, que pasará a manos de Principado para su reforma. / JUAN LLACA

Tras meses de negociación con el Gobierno central, el Principado aprobaba esta semana hacerse cargo de la titularidad, lo que hará posible ejecutar la reforma

GLORIA POMARADA ARRIONDAS.

Han sido meses de negociaciones entre el Principado y el Gobierno central para cerrar todos los detalles del cambio de titularidad del puente Emilio Llamedo de Arriondas que ahora se acercan a su fin. Este mismo miércoles, tras recibir el informe favorable de Abogacía del Estado, el Consejo de Gobierno autonómico aprobaba que el Principado pase a hacerse cargo de la infraestructura construida sobre la N-634, un primer trámite que debe ser rubricado ahora por el Consejo de Ministros. «Se están haciendo gestiones con Madrid para agilizar los trámites», indicó el alcalde de Parres, Emilio García Longo (PSOE), quien confía en que la formalización del traspaso se efectúe cuanto antes para dar inicio a las obras. La intención, explicó, es sacar los trabajos a licitación antes de final de año, de modo que la reforma pueda comenzar «a principios de 2019».

La fórmula de cesión al Principado de los 97 metros de carretera nacional sobre el río Sella y de la estructura que le da soporte fue planteada a finales del pasado año por el consejero de Infraestructuras, Fernado Lastra, y perseguía precisamente la ejecución de los trabajos de reforma, ya que no estaban contemplados por el Gobierno central. Desde el Ejecutivo autonómico recuerdan, además, que «la ubicación fronteriza del puente, levantado sobre el cauce fluvial que sirve de límite natural entre los términos municipales de Parres y Cangas de Onís, hace que la competencia sobre la carretera y el puente deba ser asumida por el Principado en su condición de instancia representativa de los intereses supramunicipales».

El del puente Emilio Llamedo no será el primer tramo de la N-634 a su paso por Arriondas que deje de ser estatal, pues ya en 2009 el Ayuntamiento parragués se hizo cargo de la titularidad de la travesía que atraviesa la villa. Desde entonces, el puente había quedado «enclavado entre el comienzo de la mencionada travesía, en una orilla, y el enlace de la N-634 con la N-625, León-Santander, en la otra», apuntan desde el Principado, y recuerdan también cómo el «pequeño tramo de la N-634 que discurre sobre el Sella estaba relegado a una posición marginal respecto al itinerario principal de la carretera, ya que la vía, que une San Sebastián y Santiago de Compostela, sortea con una variante Arriondas».

Una vez que el Ministerio de Fomento y la Consejería de Infraestructuras firmen el acuerdo se pondrá en marcha el proceso para ejecutar las obras, que mantienen hasta la fecha la previsión apuntada el pasado año. El horizonte con el que trabajan Ayuntamiento y Principado, explicó el alcalde de Parres, es que la rehabilitación del puente Emilio Llamedo, punto de salida del Descenso Internacional del Sella, esté finalizada antes de la 83 edición de la prueba piragüística. «Después de muchos años reivindicando esta obra tan necesaria vemos la luz al final del túnel», valoró García Longo, quien agradeció la «coordinación» entre las tres administraciones.

«Un cambio radical»

La reforma del puente, tal y como adelantó EL COMERCIO a principios de año, supondrá una inversión de 700.000 euros por parte del Principado con los que se ampliará el tablero, se mejorará la accesibilidad, se iluminará la zona y se instalarán dos balcones suspendidos sobre el río Sella. Queda fuera de la intervención nuevos pilares, al señalar los informes que se encuentran en «buen estado».

La ampliación del tablero será así la base de la reforma, que permitirá ganar metros tanto para los carriles de la N-634 como para las aceras. En su parte central, el puente alcanzará los 3,75 metros mediante estructuras en voladizo a ambos lados, que harán las veces de miradores sobre el Sella y que serán de especial relevancia en el Descenso, pues desde esas balconadas se da lectura al pregón.

El proyecto también incluye la renovación del alumbrado y la extensión de una nueva capa de rodadura sobre el vial. «El puente experimentará un cambio radical», señaló el regidor, quien recordó que el proyecto está ahora en manos de la consejería. «Puede haber alguna aportación por su parte», añadió

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos