Las obras tras el hundimiento de Arobes tiñen el río Piloña de marrón

Confluencia de los ríos Sella y Piloña ayer en Arriondas. / NEL ACEBAL
Confluencia de los ríos Sella y Piloña ayer en Arriondas. / NEL ACEBAL

«No se puede hacer más de lo que ya se está haciendo», dice Lastra sobre los trabajos para restablecer la línea de ferrocarril

G. POMARADA

En la confluencia de ríos a su paso por Arriondas se registra estos días una imagen curiosa: mientras que el Piloña baja de color marrón, el Sella se mantiene cristalino. La diferencia de tonalidad se remonta río arriba, concretamente a la zona de Arobes donde se están realizando las obras de reparación del hundimiento que destrozó un tramo de la vía del tren y parte de un carril de la N-634. Desde el Ayuntamiento parragués señalan que la turbidez se registra desde días atrás y se debe a esos trabajos, que implican la construcción de una escollera y el consiguiente movimiento de tierras. Por su parte, en el resto del río Piloña la situación de las aguas no presenta alteraciones. Tampoco el Sella se ha visto especialmente afectado por la situación, pues el afluente y sus aguas cobrizas siguen su propio curso sin llegar a traspasar su turbidez.

Revisión de cercanías

A las obras en Arobes se refirió ayer el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, que señaló que «no se puede hacer más de lo que ya se está haciendo». Recordó además la importancia de la línea de ferrocarril por el abundante tráfico de trenes de mercancías, que prestan servicio a «algunas de las empresas más importantes de Asturias como Arcelor y Alcoa». El consejero destacó también que la empresa que acomete la reparación «es solvente y cuenta con una capacidad acreditada», por lo que confía en un «restablecimiento rápido» que dependerá en todo caso de «la dificultad y el ritmo».

Una vez que Adif cuente con los datos de las últimas «emergencias», Lastra indicó que procederán a revisar el plan de cercanías. Será «dentro de unos días» y el objetivo es «verificar» que ese acuerdo «se mantiene íntegramente», explicó el titular de Infraestructuras. «Tenemos un acuerdo con el Gobierno de España acerca de las actuaciones en Asturias, con un calendario, y lo que haremos será revisar el estado de ejecución, los ritmos y los compromisos», apuntó. Dijo además no tener dudas de que «el Ministerio mantiene esos compromisos».