La Oficina del Consumidor de Ribadesella tramitó 306 reclamaciones el pasado año

Juan Ramón Díaz Mier y Marián García de la Llana, ayer, durante la presentación de los datos de la OMIC de Llanes. /  E. C.
Juan Ramón Díaz Mier y Marián García de la Llana, ayer, durante la presentación de los datos de la OMIC de Llanes. / E. C.

Telecomunicaciones, banca y electricidad encabezan la lista, con 121 denuncias puestas por riosellanos y otras 108 por llaniscos

L. RAMOS RIBADESELLA/LLANES.

Más de trescientas reclamaciones se presentaron el pasado año ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Ribadesella. Un tercio de las mismas llegaba canalizado desde la oficina de Llanes, en funcionamiento desde hace dos años. Según la memoria hecha pública ayer con motivo del Día del Consumidor, fueron los sectores de telecomunicaciones, banca y electricidad los que un mayor número de demandas suscitaron en la comarca oriental durante el pasado ejercicio. Lo mismo sucede con las consultas, que entre las dos oficinas ascendieron a 2.154.

Según se indica en la memoria de la OMIC riosellana, en 2018 se registró «un notable incremento de las denuncias planteadas en el sector de los servicios financieros, principalmente con la problemática surgida con las denominadas cláusulas suelo y las reclamaciones de los gastos de constitución de hipotecas». Del mismo modo, el continuo cambio normativo en la facturación del suministro eléctrico, y sobre todo las nuevas condiciones de acceso al Bono Social, hicieron que las demandas relacionadas con este sector también aumentasen. «Igualmente destacable es el elevado número de reclamaciones derivada de la crisis surgida del cierre de las clínicas iDental», añade el informe.

En total, el pasado ejercicio se presentaron 79 reclamaciones relacionadas con el sector de las telecomunicaciones, que suele ser el más problemático, y otras 56 por el suministro eléctrico. Siguieron los servicios financieros, con 38; los servicios sanitarios, con 23, y la venta a distancia, con 19.

Las consultas sobre banca se incrementaron un 60%, superando a las telecomunicaciones

En lo que a consultas se refiere, la oficina de Ribadesella atendía el pasado año 1.508, constatándose un llamativo incremento del 60% en las relacionadas con la banca, que alcanzaron las 412, superando por primera vez a las telecomunicaciones, que en esta ocasión se quedaron en 320. En tercer puesto estuvo la electricidad, con 285 y le siguieron, a gran distancia pero también con un importante incremento debido a la crisis de iDental, los servicios sanitarios, con 81 consultas.

En el caso de la OMIC de Llanes, durante su segundo año de andadura fueron 646 las consultas atendidas -382 en Llanes, 149 en Posada, y 115 en Nueva-, con el suministro eléctrico en cabeza (182), seguido por las telecomunicaciones (141) y los servicios financieros (67).

Tanto en el caso de las consultas como en el de las reclamaciones, fueron en su mayoría realizadas por mujeres. En Ribadesella fueron las personas de entre treinta y cuarenta años las que más demandas interpusieron (el 31,37%), mientras que la franja de edad con más consultas realizadas fue la comprendida entre los cuarenta y cincuenta años. En Llanes fueron los consumidores de cincuenta a sesenta y cinco años los que plantearon un mayor número de consultas.