La oposición de Piloña reprocha al Consistorio el retraso de la escuela de 0 a 3

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

El pleno de Piloña ha aprobado, por unanimidad de todos los grupos políticos con representación, la ordenanza fiscal que regulará el precio público que los padres deberán pagar a partir de este próximo curso por el servicio de la nueva escuela de 0 a 3. La tarifa establecida por la jornada completa de ocho horas más la comida llegará a los 161,76 euros mensuales, aunque se establecerán bonificaciones para familias numerosas o con rentas bajas.

Aunque la ordenanza contó con el apoyo de todos los grupos, el debate de este punto no estuvo exento de discusión y reproches, principalmente por parte del edil de Vecinos por Piloña, José Antonio Méndez. El que en otros tiempos ocupase cargos de responsabilidad en los gobiernos socialistas se mostró crítico con su antigua formación y culpó al equipo actual de haber retrasado demasiado tiempo el desarrollo de esta escuela necesaria para el concejo. «Ahora nos encontramos con estas urgencias de última hora cuando muchos de los concejos de nuestro alrededor ya cuentan con este servicio», dijo. El alcalde, Iván Allende, respondió recordando que la escuela de 0 a 3 de Piloña «es la única que se ha tramitado en esta legislatura en toda Asturias, y eso es por algo, quiere decir que es un proceso que no resulta sencillo».

El Ayuntamiento de Piloña ha completado en las últimas semanas un estudio previo para conocer la necesidad que existe en el concejo de una escuela como esta. Un total de 42 demandantes presentaron la documentación. Desde el Consistorio se considera que, por tanto, las 39 plazas contempladas en el nuevo centro se ajustan a la realidad social de Piloña. Durante los próximos meses se deberán intensificar las obras tanto en la escuela infantil, a cargo del Ayuntamiento, como en la de primaria, para acomodar convenientemente a los nuevos alumnos. El objetivo es que la nueva escuela de 0 a 3 años esté operativa para el mes de noviembre.