Parres destina 80.000 euros a eliminar las barreras arquitectónicas de Arriondas

Alberto Álvarez, Emilio García Longo y Álvaro Palacios ayer, durante la presentación del proyecto de accesibilidad de Arriondas. /  J. LLACA
Alberto Álvarez, Emilio García Longo y Álvaro Palacios ayer, durante la presentación del proyecto de accesibilidad de Arriondas. / J. LLACA

Se trata de un proyecto de accesibilidad que «nace con vocación de continuidad» y que en su primera fase afectará a medio centenar de puntos

L. RAMOS ARRIONDAS.

«Hacer de la capital del concejo una villa accesible para todo el mundo». Este es el objetivo que persigue el plan de eliminación de barreras arquitectónicas que el Ayuntamiento de Parres iniciaba hace aproximadamente un mes y que nace, aseveró ayer el regidor, el socialista Emilio García Longo, «con vocación de continuidad». En esta primera fase, que se prolongará durante el presente ejercicio, el Consistorio destinará 80.000 euros a solucionar los problemas de accesibilidad que presentan más de medio centenar de puntos concretos y espacios públicos del núcleo urbano de Arriondas.

La idea surgía a raíz de la celebración del Descenso del Sella Adaptado que desde hace veinticinco años organizan desde la Federación de Deportes para Personas con Discapacidad Física del Principado de Asturias (Fedema). «Consideramos que es un compromiso que tenemos con la gente y decidimos pedir ayuda a Fedema para poder detectar cuáles eran los puntos sobre los que había que actuar, pues en algunos casos a nosotros nos parecía que no había ninguna barrera y, tras recorrer la villa con una persona con movilidad reducida, descubrimos que no era así», explicó García Longo.

La persona que les ayudó, Alberto Álvarez, es el presidente de Fedema y dirige el Comité Organizador del Descenso Adaptado, por lo que conoce bien una Arriondas que, aseveraba ayer, ganará mucho con este proyecto. «La inversión es importante para un ayuntamiento de este tamaño, pero estoy seguro de que revertirá en la villa, pues no solo las decenas de personas que participan en el Descenso, que este año cumple sus bodas de plata, lo verán, también otros muchos potenciales visitantes con discapacidad», apuntó.

«Queremos seguir el próximo año y contar con nuevas entidades», explicó el alcalde

El regidor parragués explicó que el Consistorio ha destinado a un grupo de trabajo específicamente a esta labor, que se centra principalmente en bordillos, pero también los participantes en el programa Actívate se van a dedicar a adaptar un aula en la nave de obras para que sea accesible a aquellos desempleados y vecinos con movilidad reducida que deseen hacer cursos. «Nuestra idea es que el proyecto siga adelante el próximo año, para lo que nos gustaría contar con la participación de más entidades, como podría ser la ONCE, y también concienciar a la sociedad de la importancia de tener espacios accesibles», señaló García Longo.