Parres y Piloña se unen para mejorar sus comunicaciones

Un vehículo circula por la remozada carretera de Cuá. / XUAN CUETO
Un vehículo circula por la remozada carretera de Cuá. / XUAN CUETO

La colaboración entre ambos concejos ha permitido arreglar la vía que une las localidades limítrofes de Soto de Dueñas, Cuá y Castiello

ENRIQUE CARBALLEIRAINFIESTO.

Los vecinos de tres localidades limítrofes entre los concejos de Parres y Piloña contarán a partir de ahora con una comunicación mucho más cómoda, fluida y directa gracias a la inversión que acaban de protagonizar ambos municipios. La colaboración de estos ayuntamientos quedó plasmada este fin de semana en un acto festivo de inauguración, en el que los vecinos también fueron protagonistas.

La inversión afectó la comunicación de la carretera que une Soto de Dueñas, Cúa y Castiello, una vía que cuenta con una longitud de unos tres kilómetros. Las obras supusieron la renovación total del pavimento, que presentaba zonas especialmente dañadas como los accesos a Cuá o a La Granda. En Castiello, incluso carecía de él. En la ejecución de la obra se proyectaron también drenajes subterráneos y cunetas de hormigón en algunos tramos.

El presupuesto de ejecución llegó a los 165.911 euros, financiados por los ayuntamientos de Parres y Piloña, a través de la mancomunidad que conforman ambos concejos. Fueron adjudicadas a la empresa Alvargonzález Contratas. A la licitación del proyecto, que se desarrolló el pasado febrero, habían concurrido un total de seis empresas. Los alcaldes de Parres y Piloña, así como los ediles Álvaro Palacios y José Antonio Cuevas, y numerosos vecinos de la zona dieron por inauguradas oficialmente estas obras con la celebración de este sábado.

La intervención da respuesta a una demanda vecinal muy presentes en los últimos tiempos y en los próximos días está previsto que se coloquen espejos para mejorar la visibilidad en algunos tramos de la misma.