Piden dos años de cárcel para los acusados del incendio de Parres

G. P. ARRIONDAS.

Las dos personas acusadas de provocar un incendio forestal en Parres en el que falleció un piloto de helicóptero durante las labores de extinción se enfrentan a una pena de cárcel de dos años y medio respectivamente y una indemnización cercana al millón de euros. Esa es la petición de condena que solicita la Fiscalía para los presuntos incendiarios, que según su escrito habrían realizado el 19 de diciembre de 2015 «diferentes quemas dentro de una parcela de Parres, apoyándose en su inicio en algunos restos de desbroce, con la intención de regenerar la zona para el pasto». El resultado fue que las llamas se propagaron por el monte y a parcelas cercanas y el incendio no pudo controlarse por completo hasta quince días después.

En total fueron 428,7 las hectáreas afectadas, de las cuales 148 correspondían a arbolado. Los gastos de extinción se elevaron a 77.419,97 euros y los perjuicios medioambientales hasta los 882.760,36 euros. El Juzgado, a petición del Ministerio Fiscal, acordó el sobreseimiento penal de la causa respecto a un posible homicidio por imprudencia al considerarse que la responsabilidad penal no era achacable a los acusados. La vista oral se celebrará el lunes en el juzgado de lo penal número 2 de Oviedo.