Piden diez años de inhabilitación para la exalcaldesa de Ponga por contrataciones

La Fiscalía sostiene que Mercedes Traviesa prevaricó al contratar a dos trabajadores del Ayuntamiento de forma directa

G. POMARADA BELEÑO.

La que fuese alcaldesa de Foro en Ponga desde la inhabilitación de Cándido Vega, en 2013, hasta 2015 se sentará por primera vez en el banquillo de los acusados este mes de junio. Lo hará por las presuntas irregularidades cometidas en la contratación de personal, en concreto de una persona que estuvo al frente de secretaría e intervención y otra más en calidad de auxiliar administrativo. Así consta en el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso este periódico, y que recoge la petición de un total de diez años de inhabilitación para la exregidora Mercedes Traviesa.

Según el ministerio fiscal, los hechos que ahora llegan a juicio se remontan a octubre de 2013, cuando la entonces primera edil dictó un decreto acordando la contratación «como personal eventual, por razones de justificada necesidad y urgencia a una persona licenciada en Derecho, para asistir a la alcaldesa hasta que se provea la plaza de secretaría intervención». Para ello se formalizó, el día 14 de octubre de 2013, un contrato laboral de interinidad, con la categoría de secretaria, una «contratación que se llevó a cabo de forma directa, sin proceso alguno de selección, vulnerando los principios de igualdad, mérito y capacidad». Recoge además el escrito del fiscal que en el Pleno 30 de septiembre de 2013, en el que la propuesta de contratación fue aprobada por unanimidad, Traviesa llegó a afirmar que «se publicará la plaza vacante en la página del Principado y del Colegio de Secretarios y, si no se cubre de este modo, se procederá a realizar el procedimiento para seleccionar un interino». Sin embargo, esa persona ocupó la plaza hasta noviembre de 2014. Todo ello, a pesar de que ese mismo mes de mayo otro profesional comenzó a prestar servicios para el Ayuntamiento de Ponga con la categoría de secretario-interventor por acumulación. A esa presunta irregularidad se suma otra contratación «de forma directa», la de un auxiliar administrativo, que en la actualidad permanece en el puesto.

Para la Fiscalía los hechos son constitutivos de un delito continuado de prevaricación. Será la jueza del Penal número 2 de Oviedo quien determine la participación de Traviesa, cuya defensa sostiene su inocencia. La vista oral está señalada para el día 17 de junio.