La Policía Local de Parres pide que se cambie su coche de quince años tras una avería

El coche, frente al taller. / E. C.
El coche, frente al taller. / E. C.

G. P. ARRIONDAS.

La avería en el vehículo de la Policía Local de Parres colmó ayer la paciencia del cuerpo de seguridad, que vio cómo el coche del que disponen era trasladado al taller de reparación en grúa. La determinación se tomó al no poder arrancarlo mientras se encontraba estacionado frente a la casa consistorial, en Arriondas. El coche, señalan, fue matriculado en 2003, por lo que consideran necesaria una renovación del parque móvil. Denuncian, además, que actualmente están empleando un vehículo de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La petición lanzada al Ayuntamiento parragués es la de agilizar el proceso de renovación que, dicen, está previsto para el próximo ejercicio, a través de la modalidad de renting ya implantada en otros concejos de la comarca oriental, como Cangas de Onís o Llanes.