Los policías de Llanes sumaron más de 5.100 días de baja en cinco años

Enrique Riestra, ayer, durante su comparecencia para abordar los problemas de la Policía Local.
/N. ACEBAL
Enrique Riestra, ayer, durante su comparecencia para abordar los problemas de la Policía Local. / N. ACEBAL

Desde 2015 el Consistorio invirtió más de 30.000 euros en la reposición de diferentes prendas y complementos, indica el alcalde, Enrique Riestra

LUCÍA RAMOS LLANES.

«Se está prestando el servicio adecuadamente». Con estas palabras defendía ayer el alcalde de Llanes, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), el funcionamiento de la Policía Local del concejo después de que en los últimos días la sección sindical de Usipa en el Ayuntamiento denunciase la supuesta falta de reposición del vestuario de los agentes, así como el cierre de la oficina durante diferentes turnos por escasez de personal.

Con un informe elaborado por el inspector jefe, Miguel Gómez, en la mano, el regidor reconoció que es cierto que la última reposición integral del vestuario se llevó a cabo en 2014, pero aseveró, como ya había indicado el propio Gómez en este diario, que desde entonces sí que se repusieron diferentes prendas y complementos que los agentes fueron solicitando. Concretamente, el Ayuntamiento de Llanes invirtió desde 2015 más de 30.950 euros en la renovación de pantalones de agua, chalecos reflectantes, polos, zapatos y pantalones de invierno; así como en la adquisición de defensas extensibles, fundas antihurto para las pistolas, defensas rígidas, linternas individuales, navajas de rescate, silbatos, grilletes de un solo uso y placas y carnés profesionales con carteras de acreditación.

A esto se suma el hecho de que en la actualidad se está tramitando un expediente de contratación para renovar integralmente el vestuario de los efectivos y, además, adquirir varios chalecos antibalas individuales. Todo ello tiene un valor de 32.400 euros, a los que se suman otros 14.250 que se invertirán para equipar a los seis nuevos agentes que entrarán a ocupar las plazas sacadas a concurso durante la oferta pública de empleo 2017. Estos nuevos chalecos, agregó el alcalde, se sumarán a cuatro que se adquirieron ya en 2015 y que se encuentran repartidos en los coches patrulla.

Así las cosas, Riestra aseveró que su interés es que «los policías vayan correctamente uniformados». Reconoció que «no encaja» la reposición de veinte pares de zapatos en los últimos años con las críticas vertidas desde Usipa aseverando que hay agentes con las suelas despegadas. «No quiero entrar en polémicas, no acuso a nadie de decir falsedades, simplemente aporto datos», recalcó, si bien manifestó sus sospechas de que detrás de las críticas sindicales haya «intereses».

Absentismo laboral

En relación a los turnos en los que la jefatura de la Policía Local permaneció cerrada y vacía por falta de personal, el informe elaborado por el inspector niega que esta situación se produjese durante «ocho turnos de ocho horas» en los últimos quince días, como indicaron desde Usipa. Según Gómez, «únicamente no hubo cobertura en las tardes del 12 y 13 de marzo y en las noches del 14 y 15 del mismo mes, y ello debido a la ausencia de los tres componentes que forman el grupo de trabajo que tenía asignado tal cometido», con un agente de vacaciones y los otros dos de baja.

En este sentido, el informe llama la atención acerca del «alto nivel de absentismo laboral» que se dio en el servicio durante los últimos cinco años. Y es que desde 2014 los agentes llaniscos sumaron un total de 5.114 días de baja, lo que supone casi dos meses de baja por agente y año. En la actualidad, hay cinco efectivos de baja de larga duración. «Hay algunos que sobrepasan los dos años y otros el año», apuntó Riestra, aseverando que «son bajas totalmente justificables» y reconociendo que se genera una situación «difícil de salvar».

Antes de la Navidad, indicó el alcalde, los turnos vacíos se cubrían de forma voluntaria, pero tanto los seis interinos como los cinco fijos que fueron llamados «se negaron en bloque» a seguir haciendo esas horas extras. Además, en los últimos meses se dieron, agregó, «ciertas casuísticas particulares que hacen difícil cubrir determinados turnos en determinadas situaciones». Puso como ejemplo un día en el que el turno de noche quedó sin cubrir al encontrarse uno de los tres agentes de baja y avisar los otros dos poco tiempo antes de llegar su hora de entrada de que no iban a poder acudir al trabajo por diferentes motivos.

Eso sí, aseveró el regidor llanisco, el hecho de que haya turnos vacíos «no supone en ningún modo que haya desprotección, pues existe un acuerdo con la Guardia Civil para reforzar la zona» cuando no hay patrulla de la Policía Local.

Por último, Enrique Riestra adelantó que la intención del cuatripartito es cubrir dos de las plazas que actualmente están vacantes -la de subinspector y una de agente- mediante la oferta pública de empleo de 2019. Aseveró, asimismo, que «es vergonzoso escuchar al PSOE criticar lo que ellos dejaron destrozado».