El precio del ocle baja diez céntimos por «la competencia de las importaciones»

El ocle ya ha llegado a las playas, como a la llanisca de San Antolín./
El ocle ya ha llegado a las playas, como a la llanisca de San Antolín.

Ocleros y cofradías de pescadores valoran el impacto económico de la costera, pero lamentan que no se prolongue hasta finales de mes

GLORIA POMARADA LLANES.

La campaña de arranque de ocle en la costa oriental concluye con balance positivo por parte de los profesionales implicados a pesar de la bajada de precios registrada, en torno a diez céntimos respecto al pasado año. La media de esta temporada, explican desde la cofradías, se ha situado entre los 63 y los 65 céntimos por kilo, frente a los 73 del verano de 2017. El análisis común entre los pescadores es que ese descenso está relacionado con la competencia de las importaciones, principalmente de países como Marruecos. «Están trayendo algas más baratas de fuera», indica Pedro Santos, de la Cofradía de Pescadores Santa María de Sábada de Lastres, comprendida dentro de la zona III. En este área, que se extiende entre Tazones y Cabo la Mar, restan aún «diez días» de arranque, hasta alcanzar el cupo de las 800 toneladas asignadas. La previsión es que la media de días de faena en ese sector de la costa se sitúe entre los 40 y los 45 días.

Distinta es la situación en la zona IV, entre el mismo cabo y la ría de Tinamayor, donde ya han alcanzado el cupo de las 1.300 toneladas máximas. Lo hacían esta misma semana, con más de veinte días de antelación respecto a la fecha fijada para el cierre de la campaña. «Nos faltaron kilos, entre 200 y 300 más se hubieran cogido bien y sin haber perjudicado a los campos», apunta el profesional llanisco Antonio Oves. Ahora, dice, «muchas familias van a ir al paro». «Si la temporada aguantase hasta finales de septiembre sería perfecto», indica Ángel Batalla, patrón mayor de la Cofradía Santa Ana de Llanes. Desde Ribadesella, su homólogo Manuel Buenaga considera que el máximo de 1.300 toneladas «estuvo bien el año pasado, pero ahora, con experiencia, se queda corto».

El arranque de ocle regresaba a la llamada zona IV el pasado año, después de más de tres décadas de veda pese a que en el resto de la costa asturiana sí era una actividad habitual. Tras esta segunda campaña, los profesionales reafirman su percepción de que el llamado 'oro rojo' supone ya uno de sus principales ingresos. «Es un buen aliciente, para nosotros es muy importante porque arregla medio año», sostiene Jesús Peñil, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Bustio. Además, indica Batalla, «es bueno para la pesca porque son barcos que no están a ella y así también se regenera».

«Los campos están regenerados, prueba de ello es que se acabó el cupo enseguida», dicen

Respecto al estado de los campos submarinos, los pescadores señalan que en el lapso entre campañas «se han regenerado». «La prueba de que los campos están bien es que se acabó el cupo enseguida», sostiene el patrón mayor de Llanes. El riosellano Buenaga señala, además, que la calidad del ocle esta campaña ha sido «espectacular». Lo que sí han detectado los buzos en zonas como la de Lastres es la proliferación del alga Laminaria, lo que «dificulta el arranque», indica Santos, que apuesta por la «limpieza selectiva».

Temporada de arribazón

Una vez culminada la temporada de arranque, los ocleros afrontan la campaña de arribazón. De hecho, en algunas playas ya ha comenzado a llegar el gelidium y, con él, los primeros recolectores. No obstante, la apertura oficial de la recogida comienza a mediados de este mes y se prolonga hasta marzo. La comarca oriental, y concretamente el concejo de Llanes, es la zona con mayor volumen de actividad. El pasado año registró un total de 111 profesionales, lo que supuso un incremento del 12% respecto a los 99 de la anterior campaña. Ese incremento, dicen los profesionales, se explica por la subida de los precios en la temporada 2016-2017, cuando se llegó a pagar 2,50 euros por kilo. Esta campaña queda esperar para comprobar si las cifras monetarias del gelidium de arribazón siguen la misma tendencia a la baja que el extraído durante la costera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos