Récord en la feria de San Cipriano con la presencia de 654 reses en Panes

En la grandiosa finca de San Román se presentaron ayer 619 vacas, toros, novillas y terneros. /  J LLACA.
En la grandiosa finca de San Román se presentaron ayer 619 vacas, toros, novillas y terneros. / J LLACA.

El Ayuntamiento de Peñamellera Baja subvencionó el evento con 6.000 euros. Cada cabeza de ganado mayor se financiaba con 5 euros

GUILLERMO FERNÁNDEZ PANES.

La villa de Panes iniciaba en la mañana de ayer sus festejos en honor a San Cipriano con la tradicional feria de ganado en la grandiosa finca de San Román. A la cita ganadera, subvencionada con 6.000 euros por el Ayuntamiento de Peñamellera Baja, acudieron 654 cabezas de ganado: 619 vacas, toros, novillas y terneros, 15 yeguas y 20 ovejas. La presencia del ganado bovino y caballar estaba subvencionada con cinco euros por cabeza, mientras que las ovejas de Rafael Bada recibían tres euros de prima, cada una.

Desde primeras horas de la mañana fueron llegando vacas cruzadas y de las razas asturianas de valles y montaña. Acudían sueltas, caminando por la carretera y formando amplios rebaños. Un auténtico espectáculo para vecinos, turistas y curiosos. Las reses pertenecían a estabulaciones ubicadas en Alevia, Merodio, Cimiano, El Mazo, Panes, Siejo y La Comporta. No faltaron multitud de ganaderos desplazados desde todos los rincones de la Asturias oriental y del occidente de Cantabria. También acudieron varios profesionales que exponían y vendían material propio del mundo agrícola y ganadero, así como panes, embutidos y quesos de la más variada procedencia.

El alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández, comentó que debido a la alta presencia de ganado se podía calificar la feria de «éxito rotundo» y para ello adujo «tres razones: dos positivas y una negativa». En la vertiente provechosa apuntó a «la colaboración de los ganaderos y a la circunstancia de que se celebre un sábado». Y entre las consecuencias negativas que favorecieron la participación señaló a que «a causa de los crecientes ataques del lobo, este año el ganado está situado en pastos más cercanos a Panes». Sobre los daños del cánido valoró que «estamos colaborando con Cantabria en batidas contra el lobo y los resultados son satisfactorios».

El próximo sábado se celebra en Panes el día grande de San Cipriano. A mediodía habrá misa cantada por el coro Ronda Garcilaso, que al término de la eucaristía ofrecerá un concierto. Por la tarde habrá juegos infantiles, un espectáculo ecuestre gratuito y verbena, con concierto del grupo Camela. El domingo se disputará, por la tarde, el centenario concurso de bolos y después el sorteo ante el notario de 10.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos