El oso regicida vuelve a las calles de Llueves

Marcha del oso por las calles de Llueves. /  E. C.
Marcha del oso por las calles de Llueves. / E. C.

La localidad canguesa de Llueves celebró ayer la decimosexta edición de la fiesta del oso regicida. La cita anual sirve para recordar en un tono irónico la muerte del rey Favila a manos de un plantígrado. En el acto, promovido por el Ateneo Republicano de Asturias, no faltó el propio oso, representado por un peluche que recorrió las calles del pueblo a hombros de los participantes.