El regidor ribadedense sube su liberación y su salario hasta los 35.000 euros

El teniente de alcalde, por contra, cobrará 3.000 euros menos que su predecesora. La medida salió adelante pese al voto en contra de la oposición

L. RAMOSCOLOMBRES.

El alcalde de Ribadedeva, el socialista Jesús Bordás, encara su tercer y último mandato con un incremento en su grado de liberación y, por tanto, en su salario. Concretamente, durante los próximos cuatro años pasará a percibir 35.000 euros brutos anuales por una dedicación parcial al 85%, frente a los 29.000 que cobraba hasta ahora con una dedicación parcial al 75%.

Es una subida de algo más del 20% que se ve en parte compensada por la bajada que experimentará el sueldo del teniente de alcalde, José Luis Nosti, quien percibirá un total de 25.000 euros brutos al año, 3.000 menos que su predecesora en el cargo, Estela Concha, con el mismo grado de liberación parcial, del 75%.

El regidor ribadedense explicó durante el Pleno de Ordenación celebrado en la tarde de ayer que este incremento en su dedicación y salario responde al hecho de que deberá hacerse cargo de varias de las competencias que en el anterior mandato ostentaba la teniente de alcalde, con lo que le supondrá un mayor trabajo, principalmente «de despacho». En este sentido, Bordás apuntó que necesitará «un concejal de confianza para que esté más pendiente de lo que ocurre en la calle, con temas como la limpieza de playas y el mantenimiento de los pueblos, entre otras cosas». Precisamente estos aspectos destinados a mejorar la calidad de vida de los ribadedenses, apostilló, «van a ser una de nuestras prioridades, pues fue algo en lo que nos insistieron los vecinos cuando les visitábamos durante la campaña electoral».

Juntos por Ribadedeva valora recurrir la eliminación de las dietas por asistencia a plenos y comisiones

Unas explicaciones que no convencieron a los cuatro concejales del único grupo en la oposición, Juntos por Ribadedeva, quienes votaron en contra tanto de las remuneraciones del equipo de gobierno como de la decisión de Alcaldía de suprimir las dietas por asistencia a plenos y comisiones. En relación a los sueldos, el portavoz, Jorge Martínez, invitó al PSOE de Ribadedeva a fijarse en sus colegas de Muros del Nalón. «Con unos cien vecinos más que nuestro concejo, solo está liberada la alcaldesa y cobra 26.000 euros», apuntó. Y reclamó que los ediles sin liberación cobrasen 25 euros por sesión. «Somos un partido independiente y de ámbito local y ese dinero nos serviría para sufragar gastos como la papelería o el asesoramiento jurídico», apuntó. La formación estudia ahora recurrir la decisión del equipo de gobierno, pues considera que esas indemnizaciones son «un derecho fundamental relacionado con la labor de los ediles».

También se fijó la periodicidad trimestral de los plenos ordinarios.