La repoblación de truchas y reos en el Cares comienza con 25.000 alevines

Antón Caldevilla, cuarto por la derecha, junto a los repobladores. /  E. C.
Antón Caldevilla, cuarto por la derecha, junto a los repobladores. / E. C.

La próxima semana la sociedad El Esmerillón soltará más ejemplares en los ríos Sella, Bedón y Purón, hasta llegar a los 150.000 peces

G. P. PANES.

Los niños del colegio de Arriondas abrían el pasado mes la temporada de repoblación de trucha y reo en los ríos de la comarca soltando más de 4.500 alevines en el río Sella y, ayer, la tarea pasaba a manos de los adultos. Integrantes de la sociedad de pescadores El Esmerillón se trasladaron hasta el río Cares para depositar un total de 25.000 ejemplares de estas especies salmoniformes. En la labor estuvieron acompañados por pescadores del Cares, miembros de la guardería y un biólogo del Principado, explicó el presidente de El Esmerillón, Antón Caldevilla.

«Estaremos todo julio repoblando, antes de que nos coja el calor de agosto», indicó. Así, las próximas repoblaciones están programadas a partir de lunes. En esa jornada la sociedad se centrará en el río Sella y sus afluentes, para continuar el jueves por los ríos Bedón y Purón. Esa misma tarde está programada una nueva suelta en el Sella, añade. En total, los alevines depositados en los ríos de la comarca en las próximas semanas ascenderán a un total de 150.000, una cifra similar a la de pasadas campañas. «No podemos ampliar más con nuestra piscifactoría», señala el presidente de los pescadores del Sella. Recuerda, además, la importancia de dar continuidad a la repoblación cada año, pues se trata de «un ciclo» con resultados a medio plazo. Los reos, y especialmente las truchas, son especies afectadas por la presencia de los cormoranes, «mucho más que el salmón», indica Caldevilla.

Salmones, a continuación

Este mismo año, El Esmerillón recuperaba la repoblación de salmones, a cargo en las últimas temporadas del Centro de Repoblación de Salmónidos de Avalle. Por ello, urge liberar los espacios de la piscifactoría de reos y truchas para proceder a la recepción de los salmónidos. Los pescadores del Sella vienen reclamando en los últimos meses un aumento de ejemplares extraídos para la reproducción artificial y posterior repoblación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos