Rescatado un montañero británico que se desorientó en Llanes debido a la niebla

Los servicios de emergencias rescatan al excursionista. /
Los servicios de emergencias rescatan al excursionista.

El aviso llegó al 112 Asturias después de que un amigo se pusiera en contacto con los guardacostas de Reino Unido porque no conseguía contactar con el afectado

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

Susto con final feliz en la sierra del Cuera, Llanes. Un aviso llegado desde Reino Unido ponía esta tarde en marcha un dispositivo de rastreo en el concejo llanisco para dar con un hombre que estaba realizando una ruta de montaña y no daba señales de vida. El hombre, un inglés de 72 años, fue finalmente encontrado en perfecto estado en torno a las 16.15 horas por el Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), quienes llevaban un largo rato sobrevolando la zona del pico Turbina, donde se encontraba el afectado cuando la abundante niebla le desorientó.

Todo había comenzado varias horas antes, por la mañana, cuando un amigo del montañero, quien llevaba varios días realizando rutas de montaña y 'vivaqueando' por la región, estucho charlando por teléfono con él. El deportista le transmitió su preocupación por la densa niebla que estaba tomando la zona en la que se encontraba y que estaba haciendo que se desorientase. Tras no poder volver a contactar con su amigo, el alertante, quien se encontraba en Inglaterra, comenzó a preocuparse por su integridad física y decidió alertar de lo sucedido a los guardacostas de Reino Unido, a través de un correo electrónico. De forma inmediata, el mensaje fue trasladado desde este servicio a la central de Salvamento Marítimo, en Madrid, que, a su vez, dio aviso al Centro de Coordinacion de Emergencias del 112 Asturias. Faltaban pocos minutos para las once de la mañana cuando esto sucedía.

Tras varios intentos infructuosos de localizar al montañero por teléfono -le dejaron varios mensajes pero estaba todo el tiempo sin cobertura-, se puso en marcha un dispositivo de rastreo en el que participaron tanto el Grupo de Rescate a bordo de su aeronave medicalizada, como dos efectivos de Bomberos del SEPA con base en el parque llanisco. Se solicitó también la colaboración del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil de Cangas de Onís. Debido a la presencia de niebla en la zona, el helicóptero decidió recoger a los bomberos llaniscos y acercarlos todo lo posible a la zona para que realizasen el rastreo por tierra y fue cuando el piloto se disponía a abandonar la zona cuando vio como una persona le hacía señales, por lo que se dirigió hacía el lugar donde se encontraba y tomó tierra. Los rescatadores se entrevistaron con él y comprobaron que se trataba del hombre al que estaban buscando, por lo que, tras verificar que se encontraban bien, lo subieron a bordo de la aeronave y lo evacuaron hasta Cangas de Onís, cancelando todo el dispositivo.