Rescatan a dos montañeras tras desorientarse y hacer noche en Picos

El helicóptero inspecciona Picos en la búsqueda. / GUARDIA CIVIL

Las mujeres, de 44 años, se habían desviado de la ruta y fueron localizadas por la Guardia Civil en la Canal de Amuesa, en las inmediaciones de Bulnes

G. P. CARREÑA.

Se desviaron de su ruta y, sin posibilidades de establecer contacto telefónico para obtener indicaciones, decidieron hacer noche en los Picos de Europa. La historia de las dos montañeras madrileñas rescatadas ayer por la Guardia Civil se suma a la larga lista de incidentes registrados en el espacio protegido en los últimos meses.

Las mujeres, ambas de 44 años, habían emprendido el domingo una ruta a través del Macizo Central de los Picos, un recorrido con salida en Pandébano, pasando por el Urriellu y Jou de los Cabrones. Sin embargo, en algún momento se desviaron de la senda, lo que las desorientó. Al no disponer de cobertura para establecer contacto telefónico y recibir indicaciones del camino a seguir, las montañeras optaron por hacer noche en la zona de Jou de los Cabrones. Al llegar la mañana de ayer, las mujeres pudieron al fin contactar con el 112. Se ponía así en marcha el operativo de rescate, en el que participó el Servicio de Montaña de la Guardia Civil con base en Cangas de Onís. Los efectivos del Greim pudieron determinar su ubicación mediante la descripción física del lugar y, tras verificar su buen estado de salud, optaron por indicarles el camino por vía telefónica. Sin embargo, minutos más tarde se perdía la conexión telefónica, por lo que se daba inicio a un dispositivo de rescate en el que participaron tanto agentes del Servicio de Montaña como la Unidad de Helicópteros de la Guardia Civil (UHEL) de Asturias, con sede en La Morgal. Finalmente, pasadas las diez de la mañana, las senderistas eran localizadas en la Canal de Amuesa, en las inmediaciones de Bulnes, y trasladas en helicóptero a Collado de Pandébano, donde tenían estacionado su vehículo.

El de ayer se suma al rescate efectuado este mismo fin de semana por efectivos del SEPA, que tuvieron que evacuar también por medios aéreos a un grupo de siete belgas que se había perdido en la zona de Ruenes, en Peñamellera Baja. Entre ellos se encontraban cinco menores de entre 14 y 17 años, uno de ellos con síntomas de deshidratación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos