Rescates seguros bajo tierra

Práctica de evacuación en camilla en la Cueva de los Canes. /  I. D. N.
Práctica de evacuación en camilla en la Cueva de los Canes. / I. D. N.

La Federación de Espeleología se prepara para distintos escenarios de accidente en la Cueva de los Canes

G. POMARADAARENAS.

Las profundidades de la cueva cabraliega de los Canes sirvieron ayer como escenario de rescate para la quincena de espeleólogos que este fin de semana han participado en un curso organizado por la Federación Asturiana. Tres fueron los simulacros a los que aplicaron los conocimientos teóricos adquiridos el sábado: un resbalón en una rampa con choque contra una roca, una caída de diez metros y una búsqueda de un grupo perdido durante 48 horas. Cada una de esas circunstancias requiere de una respuesta acorde, desde «lo más básico como es montar un punto caliente» a identificar el tipo de traumatismo, atendiendo por ejemplo a la dilatación de las pupilas o a la ubicación de los hematomas, explicó la presidenta Isabel Díaz Novo. También la psicología juega papel principal, pues «es importante dar tranquilidad y calmar al accidentado», destacó.

La necesidad de ampliar la formación, tanto de espeleólogos como de profesionales sanitarios y de emergencias, se pone de manifiesto tras cada siniestro, como el mortal de un hombre de 60 años tras quedar inconsciente este sábado dentro de una cueva de Guadalajara. Lo abrupto de la cavidad complicó el rescate, pues los profesionales «no tienen técnicas verticales», indicó Díaz Novo.

Desde la Federación, señaló, buscarán ahora «una continuidad» a jornadas formativas como esta primera celebrada en Onís y Cabrales. «Aunque hay pocos accidentes, con lo básico puedes ayudar a un compañero», afirmó Díaz Novo.