Ribadedeva analizará el estado el depósito de agua de Pimiango

El Ayuntamiento encargará un informe técnico para determinar si es posible su arreglo y la instalación de un mirador

G. P.COLOMBRES.

El Ayuntamiento de Ribadedeva tiene previsto actuar esta legislatura sobre el depósito de agua del pueblo de Pimiango. La intención la trasladaba ayer el alcalde, Jesús Bordás (PSOE), quien indica que dispone de un presupuesto de una empresa de ingeniería «al objeto de conocer el coste de realizar un informe del estado» de la instalación. Dicho estudio costará 3.594 euros -a lo que se debe sumar el IVA correspondiente- y será incluido en el presupuesto municipal de 2020. De este modo, explica Bordás, «a lo largo del próximo año conoceremos debidamente el auténtico estado en que se encuentra dicha infraestructura ya en desuso» y en base a esos resultados se adoptarán las medidas oportunas.

En caso de que la infraestructura sea apta, el Ayuntamiento plantea «recuperarla y arreglarla», dotándola incluso de un aliciente turístico mediante la habilitación de un mirador. «Se trata de un depósito elevado de hormigón que no está actualmente en uso pero que surtió de agua a Pimiango en el pasado. Se ve perfectamente desde cualquier punto de Ribadedeva formando parte del horizonte de Pimiango, por lo que resulta un elemento muy emblemático del pueblo», destaca el primer edil.

No obstante, cabe la posibilidad de que el informe técnico aconseje su demolición. «Todo ello habrá que valorarlo en su momento debidamente», adelanta Bordás, e insiste en que cualquier decisión se basará en el criterio técnico.