Ribadedeva reclama el arreglo del cuartel de la Guardia Civil

Cuartel de la Guardia Civil de Colombres. /  NEL ACEBAL
Cuartel de la Guardia Civil de Colombres. / NEL ACEBAL

El Ayuntamiento traslada a la Delegación del Gobierno la urgencia de las obras en la salida de Bustio y las travesías de El Peral y La Franca

G. P. COLOMBRES.

El alcalde de Ribadedeva, Jesús Bordás (PSOE), y la delegada del Gobierno, Delia Losa, mantuvieron ayer un encuentro en Colombres con varios puntos sobre la mesa, entre ellos la petición de reparar el cuartel de la Guardia Civil. La instalación ubicada en la capital del concejo, explicó el regidor, se encuentra «deteriorada», por lo que consideran necesaria una «reforma integral», tanto de la zona operativa como de las viviendas, en torno a una veintena. «No reúnen condiciones», lamentó Bordás, quien considera que de mejorarse su estado podrían incluso albergar a agentes de otros puestos de la zona, pues en Colombres son únicamente cuatro. «También nos gustaría que hubiese más efectivos», solicitó en clave de seguridad.

En materia de infraestructuras dependientes del Gobierno central, Bordás instó a acelerar la obra de la salida de Bustio a la N-634, así como a acometer las travesías de La Franca y El Peral, una petición ya lanzada en la etapa de Antonio Trevín. Asimismo, el equipo de gobierno ribadedense se interesó por el estado de la intervención prevista en la desembocadura del Deva. Para ese enclave existía un proyecto de restauración medioambiental, conjunto con Cantabria, presupuestado en más de cuatro millones de euros, recordaron. Sin embargo, la actuación sigue a la espera. Por último, el alcalde apuntó a la necesidad de que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico limpie los ríos del concejo, actualmente «bastante sucios».

Delia Losa tomó nota de las reivindicaciones y trasladó su voluntad de «impulsarlo todo», indicó el regidor al término de la reunión.