Ribadesella, capital del voley playa

Sobre el arenal se prepararon 25 pistas de juego en las que se enfrentaron 283 equipos del centro y el oriente de Asturias. / FOTOS: NEL ACEBAL
Sobre el arenal se prepararon 25 pistas de juego en las que se enfrentaron 283 equipos del centro y el oriente de Asturias. / FOTOS: NEL ACEBAL

Casi 1.500 jóvenes deportistas asturianos en la cita más multitudinaria de España | Los Juegos Deportivos del Principado regresan al arenal de Santa Marina con cerca de trescientos equipos y 25 pistas de juego al aire libre

LUCÍA RAMOS RIBADESELLA.

Cientos de jóvenes en torno a un balón. La riosellana playa de Santa Marina se convirtió ayer en un polideportivo al aire libre gracias a la celebración de la primera de las jornadas de los Juegos Deportivos del Principado en la modalidad de voley playa. A la cita acudieron, desde diversos centros escolares y clubes deportivos del centro y el oriente asturianos, casi 1.500 jugadores de entre seis y dieciséis años. La imponente cifra se complementa con otros datos no menos llamativos, como la instalación de 25 pistas de juego y el apoyo de una treintena de árbitros y un centenar de entrenadores, según explicó Luis Ángel Ruenes, del Club Voleibol Ribadesella y la Federación Asturiana de Voleibol. «Se trata de la cita más multitudinaria de España y está reconocida por la Federación Europea como fiesta juvenil del voley playa», aseveró. En total, agregó, fueron 283 los equipos llamados a participar en esta jornada de convivencia que por tercer año consecutivo se celebra en Ribadesella, villa que también acogió otras dos ediciones hace tiempo.

Entre los asistentes a la cita estaban las candasinas Yaiza Cañón Álvarez, Les González Berlanas y Marta Estrada Rodríguez, de catorce y quince años y jugadoras del Club Náutico Carreño. «Este tipo de jornadas molan mucho, pues te permiten hacer algo diferente a lo que estás acostumbrada y salir un poco de la pista», comentaron, y aseveraron que «la competición queda un poco de lado, pues hoy -por ayer- lo importante son el compañerismo y la diversión, saliendo todas a jugar».

En términos similares se expresaban los pequeños de once y doce años Miguel García, Andrea Cueto, Paula Martín y Arancha Uribe, del Club Voleibol Siero, de Pola de Siero. «Lo estamos pasando genial y muchos repetimos de años anteriores, porque es muy divertido conocer a niños de otros clubes y colegios», explicaron, y se mostraron orgullosos de su trayectoria en las primeras horas de la jornada, con una victoria ya en su haber. Eso sí, reconocieron que el cambio de la pista a la arena es complicado a veces. «Te frena, te encuentras pequeñas piedras y palos y si llueve tienes que jugar igual, pero no nos importa, merece la pena», aseveraron.

Campeona

Los jóvenes deportistas tuvieron, además, la oportunidad de codearse con campeonas como la gijonesa Daniela Álvarez, quien hace apenas unas semanas se hizo con la Copa de la Reina de Voley Playa junto a la madrileña Tania Moreno, con quien también competirá en junio en Suecia, en el Campeonato de Europa Sub 20. Entre sus próximas citas se suman los campeonatos del Mundo Sub 21, en Tailandia, y de Europa Sub 22 en Turquía. Formada en el Real Grupo de Cultura Covadonga de Gijón, desde hace tres años reside en Lorca (Murcia), en el centro de tecnificación de la Federación Española, pero ayer quiso acercarse hasta Ribadesella para acompañar a su amiga Ana Rodríguez, quien ejercía como árbitra. «Me hace muchísima ilusión ver que hay tantos niños jugando a voley en Asturias», reconocía Daniela, e instaba a los pequeños deportistas «a seguir practicando, pues es posible llegar a lo más alto, pero sobre todo, a disfrutar».

El sudor y las carreras no se limitaron ayer a la pista de juego, pues también en los negocios cercanos al arenal de Santa Marina notaron la afluencia de clientes gracias a la cita. «Este tipo de eventos nos vienen genial para mantenernos fuera de temporada, pues es complicado, sobre todo para nosotros, que dependemos mucho de la playa», reconocía el camarero del chiringuito de la punta del arenal Jorge Blanco. «En una jornada como hoy despacharemos cientos de cafés y bebidas», aseveró.