Ribadesella desbloquea, tras años de espera, el acceso a la playa de Guadamía

Un momento del Pleno celebrado ayer en Ribadesella. / JUAN LLACA
Un momento del Pleno celebrado ayer en Ribadesella. / JUAN LLACA

El equipo de gobierno sacó adelante, con los votos de PP y Pueblu, la cesión de los terrenos a Costas para que se acometan las obras

L. RAMOS RIBADESELLA.

El ansiado acceso peatonal a la playa de Guadamía desde el concejo riosellano está cada vez más cerca. Tras años de espera y trámites burocráticos, la corporación daba ayer por la tarde el visto bueno a la cesión a Demarcación de Costas de la finca adquirida hace cinco años junto a la playa para que sea este ente quien se haga cargo de las obras pertinentes. Éstas contemplan la construcción de una escalera de madera con barandilla, así como una pequeña pasarela.

El equipo de gobierno forista consiguió en este punto el apoyo de Pueblu y PP, mientras que los ediles del PSOE se abstuvieron. «Ya que en su día se hizo una inversión y se compró la finca, habrá que darle utilidad», apuntó el portavoz popular, Juan Manuel Blanco. Eso sí, no le gustó la parte del acuerdo en la que se indica que es el Ayuntamiento de Ribadesella quien debe hacerse cargo del mantenimiento. En este sentido, instó a la regidora, Charo Fernández, a «impulsar un frente común para pedir que nos echen una mano en el mantenimiento de aquellas infraestructuras que no sean de competencia municipal».

El portavoz del PSOE, Secundino Díaz, aseveró que a su formación la compra de la finca de Guadamía siempre le pareció «tirar el dinero», teniendo en cuenta que «existen otros accesos a la playa».

Durante la sesión plenaria de ayer no salió adelante, en cambio, la adjudicación de la gestión del servicio municipal de agua potable a una nueva empresa, pues toda la oposición votó en contra del proyecto del equipo de gobierno.

Sí se aprobó, por unanimidad, la modificación de la ordenanza que regula el precio de la escuela de 0 a 3 años.

 

Fotos

Vídeos