Ribadesella estima el coste del nuevo vial de Camangu en 1,2 millones

Zona planteada en el proyecto del nuevo vial. /  NEL ACEBAL
Zona planteada en el proyecto del nuevo vial. / NEL ACEBAL

La carretera, que aparece en el futuro PGO, uniría el polígono de Guadamía con la AS-379. Antes el Consistorio debe encontrar financiación

JUAN GARCÍARIBADESELLA.

El nuevo vial que unirá el polígono industrial de Guadamía, junto a la A-8, con la carretera comarcal AS-379 a través del núcleo rural de Camangu tiene un coste de 1.260.000 euros. El objetivo pasa por sacarlo adelante a lo largo de la presente legislatura, aunque antes habrá que expropiar los terrenos necesarios y buscar la correspondiente financiación. El proyecto, cerrado e incluido en el nuevo Plan General de Ordenación (PGO) del concejo de Ribadesella, contempla dos fases de construcción. Según explicó el alcalde, el socialista Ramón Canal, la primera consistirá en la ampliación del ancho del camino existente entre el acceso a la autovía y el pueblo de Camangu. Y la segunda consistiría en el trazado de un nuevo vial que uniría ese tramo con la carretera comarcal a la altura de Carramartín con una rotonda.

«Lo que nos falta ahora es conseguir los fondos necesarios para su construcción, no sé si propios o ajenos», afirmó Canal. Antes, el Ayuntamiento de Ribadesella debe hacerse con la titularidad de los terrenos necesarios para ensanchar el primer camino y abrir la caja de rodadura del nuevo. Las expropiaciones se habían valorado inicialmente en torno a los 66.000 euros, aunque aún habrá que hacer nuevas valoraciones, «ver los metros de cada finca por la que pasará para saber lo que hay que expropiar, ya que para pedir dinero a una administración tenemos que poner sobre la mesa la disponibilidad de los terrenos», añadió Canal.

Expropiaciones

El alcalde riosellano quiere incluir el proyecto en los presupuestos municipales de 2020. La primera fase se valoró en 270.000 euros y la segunda en 543.000, «cantidades a las que habría que añadir los gastos generales, beneficio industrial e impuestos correspondientes», precisó el primer edil. Es decir, según los cálculos municipales, el coste de ejecución rondaría 1.195.000 euros más las expropiaciones correspondientes.