Ribadesella repone los contenedores tras el dispositivo de seguridad

Contenedores de basura en Lloviu, Ribadesella. /  NEL ACEBAL
Contenedores de basura en Lloviu, Ribadesella. / NEL ACEBAL

Los cubos de basura situados junto a la N-634 fueron retirados por el operativo desplegado con motivo de los actos de Covadonga

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La reciente visita de la familia Real Española a Covadonga también se dejó notar en el concejo de Ribadesella. Los servicios de seguridad que cubrieron la cita decidieron incluir la carretera N-634 entre las vías alternativas de escape ante cualquier posible eventualidad y obligaron a retirar todos los contenedores de basura ubicados a menos de cincuenta metros de la carretera. El Ayuntamiento riosellano retiró así todos los contenedores ubicados entre Lloviu y Fríes, «aunque la zona más perjudicada fue la primera, porque esos días se quedó sin servicio, pero no por capricho, sino por motivos de seguridad», explicó el concejal Enrique Gancedo.

Los recipientes fueron retirados durante la tarde del viernes y se repusieron paulatinamente. El domingo se colocaron los de la basura orgánica, pero los contenedores de reciclaje no se reubicaron hasta la mañana de ayer, «porque aún estábamos desmontando y acondicionando el recinto utilizado el domingo para el concurso de ganado de la playa», añadió Gancedo.

La repentina desaparición de los contenedores generó malestar y preocupación entre los vecinos de las localidades de Lloviu y Santianes, la más perjudicadas por la medida adoptada. Entre ellos, Alicia Traviesa, una residente acostumbrada a reciclar toda la basura que genera en su domicilio de Santianes.

Tras dos días en busca de contenedores, y sin explicaciones claras sobre el motivo de su ausencia, «decidí dejar la basura en el lugar donde deberían estar los contenedores», explicó Alicia Traviesa. «Si hubieran informado debidamente, habría tomado otra actitud», lamentó esta vecina de Ribadesella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos