El Senado reclama a Fomento que acabe con los ruidos de la A-8 a su paso por Nueva

El Senado reclama a Fomento que acabe con los ruidos de la A-8 a su paso por Nueva

La moción fue presentada por la forista Rosa Domínguez de Posada, quien recordó que «los vecinos llevan trece años pidiendo una solución»

L. RAMOS

La Comisión de Fomento del Senado aprobaba ayer la moción presentada por la forista Rosa Domínguez de Posada para reclamar al Gobierno central que «proceda de manera inmediata» a dar solución a los ruidos que los vecinos del barrio del Henar, en Nueva, tienen que soportar desde la apertura del tramo Llanes-Llovio de la autovía del Cantábrico, hace más de una década. La senadora aseveró que en esta zona «el tráfico es continuo y de gran intensidad», tal y como ella misma pudo comprobar el pasado otoño «in situ».

Durante la defensa de su moción, Domínguez de Posada aseveró que «el Ministerio de Fomento ha emitido informes contradictorios u opuestos» en relación a este asunto. Así, indicó, «dirigiéndose a la junta vecinal y al Ayuntamiento llanisco, en 2009, dice que en los estudios quedan incluidas las quejas recibidas para implantar medidas correctivas de impacto sonoro mediante colocación de barreras acústicas», mientras que el pasado 19 de febrero le respondía a ella señalando que «en la Dirección General de Carreteras no se ha recibido ninguna petición ni del Consistorio, ni de los particulares sobre el ruido». Para la senadora «es evidente» que esta última respuesta «es falsa, a no ser que el nuevo gobierno considere que antes de ellos solo existía la nada».

Así las cosas, y en nombre de los vecinos, la forista reiteró «vehementemente la necesidad de dar solución a este problema que los afectados llevan reclamando desde hace 13 años». La inversión, agregó, es asumible y los estudios están hechos. «Solo hace falta un Gobierno diligente que cuide de la salud de sus ciudadanos, porque este tipo de contaminación acústica produce un daño sanitario real».

Los socialistas presentaron una enmienda para que la moción se limitase a «instar al Gobierno de España, a través del Ministerio de Fomento, a seguir trabajando en los Planes de Acción contra el Ruido en las carreteras; y a ejecutar las medidas recogidas en los mismos que sean de su competencia». Algo que Rosa Domínguez de Posada rechazó tras consultarlo con los vecinos de Nueva de Llanes, pues de aceptarlo «abocaría a estos ciudadanos a seguir soportando un ruido que desquicia hasta al más templado».