La senda fluvial del Deva, más cerca tras superar el trámite ambiental

El río, a su paso por Peñamellera Baja. /  NEL ACEBAL
El río, a su paso por Peñamellera Baja. / NEL ACEBAL

Una vez cuenten con las autorizaciones de CHC y Costas, los consistorios de Peñamellera Baja y Ribadedeva podrán comenzar con las obras

L. RAMOS PANES/COLOMBRES.

El proyecto conjunto de los ayuntamientos de Peñamellera Baja y Ribadedeva para crear una senda fluvial que permita disfrutar del río Deva durante parte de su recorrido por ambos concejos está cada vez más cerca de hacerse realidad. Según indicaban ayer los regidores de ambos municipios, la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente dictaba el pasado mes una resolución señalando que la iniciativa no debe someterse a trámite de evaluación de impacto ambiental ordinaria al considerar que no tendrá efectos significativos sobre el medio. «Con esto ya queda habilitada por Medio Ambiente la realización de las obras», indicaban el alcalde ribadedense, Jesús Bordás (PSOE), y su colega peñamellerano, José Manuel Fernández (PP).

Resta entonces una última gestión, que desde Peñamellera Baja ya comenzaron a tramitar: pedir autorización a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para poder actuar en una zona de dominio público hidráulico y de servidumbre. Ribadedeva, además, deberá contar con el permiso de Costas, ya que un pequeño tramo del inicio de la senda, en las cercanías del barrio de La Haya de Vilde, que está afectado por dicho organismo. Así las cosas, los peñamelleranos confían en iniciar las obras este mismo año y los ribadedenses, en el que viene.