El Sespa achaca a la «falta de especialistas» el incremento de las esperas en el Grande Covián

Usuarios a las puertas del hospital de Arriondas. /  NEL ACEBAL
Usuarios a las puertas del hospital de Arriondas. / NEL ACEBAL

Durante el pasado año fue necesario incluso posponer operaciones debido a la escasez de anestesistas, pero hoy el servicio está cubierto

L. RAMOS ARRIONDAS.

La falta de especialistas en determinados servicios y la dificultad para encontrarlos está detrás del incremento en la media de días de espera para someterse a una intervención quirúrgica y para acudir a una consulta externa en el hospital de Arriondas. Es lo que sostienen desde el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) y algo que confirman varios trabajadores a EL COMERCIO.

Una de las carencias que más afectó al funcionamiento de los quirófanos el pasado año fue la de anestesistas. De hecho, la falta de dos de estos profesionales obligó incluso a posponer operaciones no urgentes durante el verano. Algo que fue lastrando el servicio de cirugía y que hizo que el plazo medio de espera aumentase en diecisiete días durante este primer trimestre del año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

No obstante, ambas plazas quedaban cubiertas gracias a la oferta pública de empleo de finales de 2017 y en la actualidad los sanitarios se esfuerzan por recuperar la normalidad. Eso sí, hay otros servicios, como Oftalmología, en los que sigue habiendo plazas vacías, según advertían ayer desde el Simpa. «Es uno de los más demandados, debido a las dolencias crónicas de los pacientes del área y por ello las listas de espera son mayores», explicaban fuentes del sindicato sanitario asturiano.

«En un contexto de escasez de profesionales y en el que además no hay posibilidades de contratar porque, a menudo, en determinadas especialidades no hay demandantes de empleo, se producen situaciones no deseables de reducción de actividad que, cuando las cosas se normalizan, se recuperan», manifestaban ayer desde el Servicio de Salud. Efectivamente, según pudo saber este diario, uno de los servicios que está comenzando a recuperar la normalidad es el de Traumatología, cuyos profesionales se esfuerzan por reducir las esperas.

Para los miembros de la Plataforma de usuarios del hospital de Arriondas el incremento en las listas de espera «no es nada nuevo». Según recordaba ayer su portavoz, Agustín López-Rivas, «llevamos muchos años señalando este problema e insistiendo en que si no se contrata más personal para completar la plantilla, no se resolverá». Como los representantes sindicales, hizo hincapié en el servicio de Oftalmología, uno de los más afectados por las esperas, donde un paciente podía llegar a aguardar 177,67 días por una intervención durante el primer trimestre de 2018. «No pedimos nada extraordinario, simplemente que cumplan con el número de profesionales que viene en el convenio», insistió López-Rivas.