Sobreseída la causa contra el alcalde de Llanes por prevaricación

Enrique Riestra, tras declarar en el Juzgado de Instrucción de Llanes el pasado 14 de febrero. /  JUAN LLACA
Enrique Riestra, tras declarar en el Juzgado de Instrucción de Llanes el pasado 14 de febrero. / JUAN LLACA

La magistrada considera que no existen indicios de delito en la contratación de una empresa externa para analizar las cuentas municipales de 2016

L. RAMOS LLANES.

Sobreseída, de forma provisional, la causa abierta a principios de año contra el alcalde llanisco, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), a quien la Fiscalía imputaba sendos delitos de prevaricación administrativa y revelación de secretos en la contratación de una empresa externa para analizar las cuentas municipales del ejercicio 2016. Tras varios meses de instrucción y una vez analizados los informes del ministerio fiscal, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes decidía este mismo lunes ordenar el archivo del procedimiento que se había iniciado el pasado 18 de enero tras presentar denuncia la Fiscalía.

Los orígenes de la contratación que llevó al regidor a tener que declarar en el juzgado se remontan a mediados de septiembre de 2016, cuando Riestra comunicó a los miembros del equipo de gobierno su decisión de que fuesen consultores ajenos al Ayuntamiento y a los partidos políticos que integran el cuatripartito quienes analizasen las cuentas, ante la disparidad de criterios existentes.

Un análisis que fue reclamado por el alcalde después de que el colaborador de Vecinos por Llanes y entonces interventor municipal de Orihuela, Fernando Urruticoechea, comunicase en rueda de prensa que había apreciado irregularidades en las cuentas y aconsejase la supervisión de las mismas por parte de asesores externos.

Reparo del interventor

En febrero del ejercicio siguiente, el interventor municipal presentaba un reparo al pago de la factura de 9.982 euros a la empresa adjudicataria de las labores de análisis de las cuentas, NuVe Consulting, e indicaba que durante la contratación de la misma el Consistorio incurrió en varias presuntas irregularidades. En su informe, el funcionario recogió aspectos llamativos, como el hecho de que Riestra retirase las competencias en materia de Contratación al popular Juan Carlos Armas «únicamente» para encargar este análisis.

Unas supuestas irregularidades que según la jueza no son tales, pero que en su día llevaron a la Fiscalía del Principado a presentar una denuncia contra Riestra, quien el 14 de febrero acudía al juzgado a prestar declaración al respecto. «Todo lo que hice fue en pos de la legalidad y para cerciorarme de que el presupuesto no fuera anulable ni recurrible», defendió entonces, recalcando que en el momento en el que optó por recurrir a los servicios de una consultora externa «era muy urgente sacar el presupuesto para hacer las inversiones que había dentro». Y para ello el alcalde quería «tener la seguridad de que lo que estaba haciendo era legal» y poder así «invertir un capítulo de inversiones que era importante», sostuvo.

«Instrucción compleja»

A mediados del pasado junio la magistrada llanisca declaraba «compleja» la instrucción del caso, fijando en ««dieciocho meses el plazo de duración de la tramitación de las mismas, que se computarán desde el día 18 de enero de 2018». De este modo, no debería haber habido noticias nuevas hasta el próximo verano. No obstante, los plazos finalmente se acortaron notablemente, decidiendo la jueza el sobreseimiento de la causa al considerar que no se cumplen los requisitos para seguir adelante con la misma y abrir juicio oral a Enrique Riestra.

Contra el auto dictado por la magistrada llanisca cabe interponer recurso.

 

Fotos

Vídeos