Los socorristas alertan del riesgo de accidente por la falta de medios en Llanes

Silla de salvamento con desperfectos en una playa llanisca. / E. C.
Silla de salvamento con desperfectos en una playa llanisca. / E. C.

«Cobramos 600 euros menos que en otros concejos y tenemos los mismos materiales desde hace quince años», denuncia la plataforma

G. P.LLANES.

«Se dan todas las circunstancias para que haya un accidente». Con esa afirmación advertían ayer desde la Plataforma de Socorristas y Exsocorristas de Llanes del peligro que detectan en el servicio de salvamento por la «falta de medios» tanto a nivel de plantilla como de materiales. «Hay menos personal y la gente está desmotivada, el salario en Llanes es entre 500 y 600 euros menor que en otros concejos de Asturias», explican sobre un sueldo que ronda los 900 euros. «La gente lo va dejando, mientras que cada vez hace más calor y hay más días de playa, con más afluencia», apuntan. Ante jornadas en las que se alcanzan «miles de personas» en playas como Borizo o Barro, «con solo dos socorristas» y «de 50 a 60 curas algunos días», explican, «muchos lo pasan mal porque es imposible actuar si hay dos incidencias». En esta temporada, las trece playas con salvamento están vigiladas por un equipo de medio centenar de profesionales, entre socorristas, coordinadores y lancheros, un número que desde la plataforma consideran insuficiente. «Si hay alguna baja va a ser difícil de cubrir», señalan.

También detectan que la marcha de los efectivos con más experiencia por las condiciones laborales repercute en el servicio: «El nivel de antes era increíble, ahora igual trabajas un año pero ya no sigues», dicen. A ello suman las críticas por un material que consideran obsoleto. «Es el mismo desde hace quince años, el chaleco salvavidas de los lancheros no funciona, las cuerdas no flotan, no hay ropa de recambio, las sillas están rotas y en el botiquín faltan cosas», describen. Entre sus principales preocupaciones se sitúa la falta de mascarillas de reanimación cardiopulmonar, por lo que en caso de verse obligados a realizar esa maniobra tendrían que hacerlo sin condiciones de seguridad. «Es lo primero que te dicen en los cursos de prevención de riesgos laborales, sin ellas no te puedes proteger si alguien está enfermo», sostienen. Desde tiempo atrás, abundan, carecen además de pulsioxímetro.

La situación ya ha sido trasladada a la concejala de Playas, Priscila Alonso, en la que ven «buena predisposición para cambiar cosas». No obstante, recuerdan que «la empresa es responsable, pero el Ayuntamiento también es cómplice». «Tienen que vigilar que se cumplan las condiciones», insisten. Este verano, el cuatripartito ha aumentado la partida de salvamento -adjudicado a Cruz Roja- en 36.300 euros, hasta los 249.260 euros. Sin embargo, esa subida no se ha percibido en el servicio, dicen los socorristas. «Lo mejor sería que se municipalizase, pero lo vemos difícil», reconocen.