Tito Bustillo, la prehistoria en 3D

Proyección de 'mapping' sobre Tito Bustillo en la fachada del ayuntamiento de Ribadesella. /  JUAN LLACA
Proyección de 'mapping' sobre Tito Bustillo en la fachada del ayuntamiento de Ribadesella. / JUAN LLACA

Ribadesella proyecta el descubrimiento de la cueva en una sesión de 'mapping' nocturno, antesala de un fin de semana dedicado al arte

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

Los actos conmemorativos del cincuenta aniversario del descubrimiento de las pinturas rupestres de Ribadesella en la cueva de Tito Bustillo continúan centrando buena parte de las actividades estivales en el concejo. Esta pasada noche, la plaza del Ayuntamiento acogía la presentación de un audiovisual alusivo a esta efeméride cultural, una proyección de 'mapping' sobre la fachada de la Casa Consistorial que, en tres diferentes sesiones, despertó la atención de decenas de personas. Entre ellas, Alejandro Criado, el presidente de la Asociación Cultural Amigos de Ribadesella (Acar). Este colectivo se sumará al aniversario editando un libro sobre los poblamientos prehistóricos asentados en el valle del río Sella, publicación que, según sus autores, «será un referente en la historia de la prehistoria en el Cantábrico», afirmó Criado. Esos autores son los profesores Esteban Álvarez Fernández, de la Universidad de Salamanca, y Jesús Jordá Pardo, de la Universidad Española a Distancia, que visitarán Ribadesella el próximo 31 de julio para presentar la publicación. «Para nosotros es un puntazo, un éxito, el haber reunido a estas dos universidades en una misma edición, la UNED por un lado y la de Salamanca por otro, que, por cierto, cumple 800 años», destacó Criado.

El libro narra la vida cotidiana y las costumbres de los antiguos habitantes del riosellano macizo de Ardines, en pleno estuario del Sella. La cueva de Tito Bustillo y su entorno, las cavidades de Les Pedroses, La Lloseta o San Antonio, ocuparán algunos de sus capítulos. En el resto, se atiende a los asentamientos paleolíticos diseminados río arriba. Es decir, desde El Buxu hasta Peña La Morca, ambos en el municipio de Cangas de Onís.

Mientras llega esa presentación, hoy toca pintar al aire libre, en el Concurso Darío de Regoyos dedicado, como no podía ser de otra manera, al cincuentenario de Tito Bustillo. «Hemos hecho un maridaje cultural, uniendo en un mismo concurso esa efeméride con la del Cobayu, que también cumple cincuenta años», añadió Alejandro Criado.

Un nuevo libro sobre los pobladores paleolíticos se presentará el próximo 31 de julio

Este año se entregarán siete premios, todos ellos patrocinados y con la particularidad de que cada mecenas se quedará con el cuadro respaldado. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Ribadesella financiará el primer premio, dotado con 850 euros y se quedará la obra en propiedad. «Esperamos que esto sirva de estímulo a los artistas para superar la cifra de participación alcanzada el año pasado con 29 pintores», afirmó el presidente de Acar.

Réplica de las pinturas

Además, el 1 de septiembre próximo, Ribadesella acogerá una actividad singular ideada por el director de la cueva, Alfonso Miyara, e impulsada por la misma asociación cultural. La idea, auspiciada por el Ayuntamiento de Ribadesella, pretende replicar las pinturas rupestres de Tito Bustillo en un panel de grandes dimensiones en la Casa de Cultura de la villa. Los encargados de hacer la reproducción serán los artistas José Luis Mazario y Alix Serna.

Antes de esa fecha, los Amigos de Ribadesella entregarán el Premio Farín 2018 a los diez descubridores de la cueva de Tito Bustillo. Entre ellos, los riosellanos Jesús Manuel Fernández Malvárez y Adolfo Inda Sanjuan, además de ocho integrantes del grupo de montaña Torreblanca, como son Ruperto Álvarez Romero, Eloísa Fernández Bustillo, Pilar González Salas, Amparo Izquierdo Vallina, María Pía Posada Miranda, Elías Pedro Ramos Cabrero y los fallecidos Celestino Fernández Bustillo y Fernando López Marcos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos