Trescientas reses suben a la Montaña de Covadonga

Trescientas reses suben a la Montaña de Covadonga
NEL ACEBAL

La temporada de pastos se abre con escasa afluencia de ganaderos por el tiempo y el temor al lobo

GLORIA POMARADA

Cumpliendo con la tradición que sitúa en el 25 de abril la subida de reses a la Montaña de Covadonga, cerca de 300 cabezas de vacuno iniciaron esta mañana su ascenso a los pastos de Picos. Entre los grupos más numerosos, con una treintena de Asturiana de los Valles, se encontraba el de José Antonio García, regidor de la Montaña de Covadonga. «Es el primer año que subo tan pocas el primer día», explicó. Las causas van desde el estado de los pastos, «quemados» por el nordeste de las últimas semanas, a problemáticas que se repiten año a año. «No desbrozaron nada», lamentó García sobre la progresiva matorralización del Parque Nacional.

El temor a los ataques del lobo es otra de las preocupaciones que ronda a los ganaderos en esta campaña. «Ya tenemos más miedo abajo que aquí porque está matando a la puerta de casa», dijo Francisco Gelot, que subió a la zona de la Vega del Enol 16 reses de Asturiana de la Montaña. El malestar por la fauna salvaje se extiende también a los jabalíes, con pastos «fozados», y por ello con menor alimento para el ganado, en zonas como Pandecarmen.