«Vamos a tomar medidas ante unos actos vandálicos peligrosos y reiterados»

Estado en el que quedó el Fiat 500 incendiado este sábado en la calle Gutiérrez de la Gándara / V. B. B.
Estado en el que quedó el Fiat 500 incendiado este sábado en la calle Gutiérrez de la Gándara / V. B. B.

El alcalde de Llanes, Enrique Riestra, convocará a la Junta Local de Seguridad tras la quema del octavo coche en menos de un año

L. RAMOSLLANES.

Preocupación en la villa llanisca por os actos vandálicos registrados en las últimas semanas. La quema de un coche estacionado en la calle Gutiérrez de la Gándara en la madrugada del sábado, apenas una semana después de que otros tres vehículos fueran objeto de las llamas en el barrio Bustillo, ha puesto en alerta al equipo de gobierno cuatripartito. Según señaló ayer el alcalde, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes) a EL COMERCIO, está previsto que los representantes de las cuatro formaciones en el gobierno -Vecinos, PP, Foro e IU- se reúnan a lo largo de la mañana de hoy para decidir cuándo convocar a la Junta Local de Seguridad, de cara abordar un problema que trae de cabeza a los vecinos de la zona este de la capital.

«Ya lo estuvimos hablando hoy -por ayer- entre nosotros y vamos a sentarnos el equipo de gobierno para convocar a los responsables de las fuerzas de seguridad en el concejo, Policía Local y Guardia Civil, con la intención de que sean ellos quienes nos expliquen qué se puede hacer ante esta situación y qué cartas podemos tomar en el asunto», indicó Riestra ayer, desde Posada de Llanes, hasta donde se desplazó para visitar el Certamen de la Huerta junto a otros miembros del gobierno local.

El regidor, quien se mostró preocupado por lo sucedido en las últimas semanas, apuntó que «son cosas que no siempre se pueden evitar, pero al menos podemos intentar poner todos los medios que tengamos a nuestro alcance para tratar de ponérselo más difícil», en referencia a la persona o personas que estén detrás de unos incendios que en el barrio Bustillo dan por hecho que son provocados. En relación a qué medidas tienen pensado llevar a cabo desde el Ayuntamiento llanisco, el regidor se mostró partidario de «que sean la Policía Local y la Guardia Civil quienes nos orienten a la hora de decidir qué pasos dar para intentar evitar actos vandálicos de este tipo, que son muy peligrosos y demasiado reiterativos».

Así las cosas, preguntado por la reiterada petición de la Asociación de Vecinos del Barrio Bustillo de que se instalen cámaras de videovigilancia, Enrique Riestra señaló que «se hablará de todo en la reunión y veremos a ver qué opinan ambas fuerzas de seguridad del concejo». Recalcó, eso sí, que él y sus compañeros de gobierno están «dispuestos a implementar la seguridad ante situaciones de este tipo». «Esto es un acto reiterado que, desde luego, quizás requiera de alguna medida especial», agregó.

También se refirió el alcalde a las declaraciones hechas hace una semana por el grupo municipal socialista, condenando lo sucedido, criticando «la incapacidad del cuatripartito para gestionar, una vez más, la seguridad de los llaniscos» y exigiendo al concejal de Seguridad, Lucio Carriles (PP) que «tome cartas en el asunto». «El hecho de que el PSOE achacase en su momento lo ocurrido a la decisión de peatonalizar la travesía de Llanes es, simplemente, una barbaridad», afeó ayer Riestra. «El ridículo en el que caen es una locura, a ver qué tienen que decir esta vez, pero yo creo que se trata de un tema muy serio y que hacer el ridículo así no es la solución», añadió, apostillando que los ediles socialistas «quedan retratados».

«Terrorismo urbano»

Desde la agrupación socialista de Llanes, por su parte, quisieron ayer volver a «condenar de forma rotunda y sin paliativos» las quemas de vehículos. «Los autores de estos actos, que sobrepasan los límites del vandalismo y se sitúan cerca del terrorismo urbano, sin duda serán detenidos por la Guardia Civil y caerá sobre ellos todo el peso de la ley», agregaron, y se solidarizaron con «los directamente afectados y con el resto de los vecinos sometidos a continuos sobresaltos y, en ocasiones, a situaciones que rozan el terror».

Los socialistas recalcaron que «la primera obligación de cualquier administración es velar por la seguridad de los administrados y, vistos los acontecimientos que vivimos, el cuatripartito pierde su legitimidad para gobernar por incumplimiento de sus más elementales deberes». Criticaron que, pese a las promesas de hace años, el cuatripartito «no ha hecho nada, muchas cámaras no funcionan, a veces no hay agentes de servicio por las noches y la gestión de la Policía Municipal deviene más caótica con el paso del tiempo».

Así las cosas, desde la agrupación exigieron «explicaciones y soluciones en nombre de todos los llaniscos».