Villamayor creará una ruta cultural sobre la fotografía de Modesto Montoto

Andrés Rojo y José Antonio Longo en la inauguración. /  E. CARBALLEIRA
Andrés Rojo y José Antonio Longo en la inauguración. / E. CARBALLEIRA

La intención de la parroquia rural es habilitar paneles en los lugares más emblemáticos de su obra

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

El fotógrafo piloñés Modesto Montoto (1856-1950) volvió a Villamayor ayer y lo hizo además para quedarse. La biblioteca pública de la parroquia rural, que este mes está celebrando su décimo aniversario, se convierte estos días en sede de una completa muestra fotográfica del artista que supo captar los usos y costumbres de los vecinos de muchos municipios de Asturias en la primera mitad del siglo XX.

Las imágenes, unas doscientas cedidas por el Muséu del Pueblu d'Asturies, irán rotando por las paredes de la biblioteca, «porque es un lugar que resulta muy especial ya que Modesto era un gran amante de los libros, así que consideramos que este era el mejor lugar para que los vecinos pudiesen ver las imágenes», señaló José Antonio Longo Marina, impulsor de la muestra.

El presidente de la parroquia, Andrés Rojo, anunció que ya se está trabajando en una nueva iniciativa para poner en valor el nombre de Montoto: la creación de una ruta que acercará al público a algunos de los lugares más emblemáticos en la vida y obra del fotógrafo. La intención de la parroquia es instalar unos paneles indicativos con fotografías en aquellos edificios o rincones con un significado especial. «El objetivo es inaugurarla de cara a la próxima primavera», señaló Rojo.

El nieto del fotógrafo, Manuel Herrero Montoto, que recientemente ha publicado un libro sobre su abuelo, agradeció el movimiento de recuperación y puesta en valor de la obra, recordando cómo se rescataron las placas fotográficas que se encontraban almacenadas en un desván y se pusieron a disposición del público a través del Muséu del Pueblu.

 

Fotos

Vídeos