«Se nos está yendo de las manos», advierten en Llanes tras el noveno coche atacado

Último vehículo dañado, en las inmediaciones del paseo de San Pedro de la villa llanisca . / E. C.
Último vehículo dañado, en las inmediaciones del paseo de San Pedro de la villa llanisca . / E. C.

Un turismo sufrió daños por una pedrada en la calle Venezuela y los vecinos piden estar en la reunión de seguridad que se celebrará esta mañana

L. RAMOSLLANES.

Nuevo episodio vandálico en la capital llanisca. Apenas un día después de que un vehículo estacionado en la calle Gutiérrez de la Gándara fuese pasto de las llamas, otro conductor se llevaba una desagradable sorpresa, esta vez en la calle Venezuela, en las inmediaciones del paseo de San Pedro. «Durante la madrugada del sábado al domingo alguien decidió romper una de las ventanillas del coche con una piedra de grandes dimensiones», relataba ayer el presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio Bustillo, Pedro Morán. Se trata del noveno vehículo atacado en menos de un año, tras la quema de otros ocho desde el pasado septiembre.

Si bien este nuevo ataque sobre una propiedad privada no sucedió, como el resto, en la zona de influencia de la entidad vecinal, el representante de la misma explicó que «los vecinos de la villa se están dirigiendo a nosotros para que hagamos públicas estas cosas y demos voz a una situación que se nos está yendo de las manos». Una apreciación similar a la que hace apenas unos días hacían los propios vecinos de la zona este de la capital, quienes aseveraban que tienen auténtico «miedo» a lo que pueda suceder cuando cae la noche en el barrio.

También en otra de las principales localidades del concejo, en Posada de Llanes, se registraron en las últimas semanas actos vandálicos que, esta vez, tuvieron como objetivo un convoy que llevaba un tiempo estacionado en una vía secundaria. Además de cubrirlo de pintadas, la persona o personas que están tras los hechos causaron importantes destrozos e incluso se llevaron objetos de su interior. El tren fue retirado en la mañana de ayer.

Con la intención de buscar una solución a unos «actos vandálicos peligrosos y demasiado reiterativos», como el propio alcalde, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), los definía este domingo, el equipo de gobierno cuatripartito ha convocado, para primera hora de hoy, una reunión de la Junta Local de Seguridad. Está previsto que a la misma asistan, además de portavoces del gobierno local, representantes de las fuerzas de seguridad con presencia en el concejo: Policía Local y Guardia Civil.

Cámaras

La idea del equipo de gobierno pasa por pedir consejo a las fuerzas de seguridad acerca de qué pasos dar a partir de ahora para tratar de «ponérselo difícil» a los vándalos, según indicó este fin de semana el regidor a este diario. Desde la asociación vecinal llevan semanas insistiendo en la necesidad de instalar cámaras de seguridad en la zona, medida que apoyan residentes y empresarios, además de reclamar una mayor vigilancia policial durante la noche.

Tras tener conocimiento de la convocatoria de la junta de seguridad, Pedro Morán indicaba ayer que los vecinos quieren participar en la misma, «como afectados y conocedores de la problemática de nuestras calles y sus posibles soluciones».

Todo comenzaba en la madrugada del pasado 8 de septiembre, cuando cuatro coches estacionados en diferentes calles del barrio Bustillo resultaban afectados en dos incendios. Una situación que se repitió, también en la misma zona, en la madrugada del pasado 10 de agosto, con tres vehículos dañados. Esta vez, la virulencia de las llamas fue tal que llegó a afectar a un bloque de viviendas cercano. Finalmente, este mismo sábado la villa se despertaba con un nuevo coche quemado.