«En las zonas rurales es imprescindible conocer los primeros auxilios»

Alba Martínez y Erika Bonilla en la demostración práctica. /  LLACA
Alba Martínez y Erika Bonilla en la demostración práctica. / LLACA

Dos enfermeras crean una asociación para mostrar a los vecinos del Oriente cómo actuar ante atragantamientos o accidentes

G. P. / J. LL.

Como enfermeras acostumbradas a bregar con las emergencias en la comarca oriental, Alba Martínez y Erika Bonilla detectaron un «vacío» en las nociones de primeros auxilios de la ciudadanía. Es por ello que estas dos jóvenes sanitarias destinadas en los centros de salud de Ribadesella y Panes han decidido crear una asociación para impartir cursos por los pueblos del Oriente. «Nos dimos cuenta de que hay un déficit de conocimientos importante, estamos en una zona rural y como profesionales tardamos en llegar a realizar la asistencia sanitaria y por ello es imprescindible la actuación de los testigos», explicaron ayer las promotoras de Edupa (Educación de Primeros Auxilios en el Oriente) en uno de sus primeros talleres, celebrado en la localidad llanisca de Hontoria.

Durante la sesión no faltaron ni ejercicios prácticos ni las pautas a seguir en caso de accidente. «Hay que mantener la calma y ponerse en contacto con el 112. Ellos nos pueden ir dando instrucciones hasta que llega la atención», recordaron. En caso de atragantamiento, las enfermeras explicaron que «si la persona puede toser hay que dejarla que lo haga, no dar palmaditas». Si la tos no es posible «se deben dar cinco golpes secos entre las escápulas, lo que se conoce como paletillas, y realizar la maniobra de Heimlich», añadieron. Respecto a las personas inconscientes, indicaron que el primer paso es «echarlo al suelo y ver si responde, si no lo hace ahí se mira si respira o si no. Si respira, posición lateral de seguridad y si no hay que hacer RCP».

En su tarea de sembrar conocimientos de primeros auxilios, las impulsoras de Edupa apelan a la colaboración de las asociaciones vecinales. «Tienen mucho que aportar», dijeron las enfermeras, que realizan la labor de forma altruista. Por el momento, tienen previstos talleres en pueblos de Llanes como Pendueles, Vibaño o Villanueva de Pría, pero «la idea es llegar a todo el Oriente», animaron.