La osezna rescatada en Asturias corretea en el recito del centro cántabro donde se recupera